El camino hacia una red de infraestructura para seguridad pública

En la actualidad, nuestro país se encuentra en una posición estratégica dentro de la región en lo que a economía digital se refiere. Recientemente, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) informó que las conexiones 4G LTE superaron las 10,8 millones durante el 2017, lo cual demuestra el crecimiento acelerado que registró esta banda, a menos de dos años de su implementación a nivel nacional. 

Un tema que abre una nueva demanda de conectividad en lo que a seguridad pública respecta, planteándonos desafíos que permitan mejorar las tareas de prevención y reducción del delito, además de abrir un sinfín de oportunidades para crear una infraestructura de redes exclusivas para emergencias y desastres naturales. 

En la actualidad, la banda de 700MHz tiene una reserva de 20Mhz para el despliegue de soluciones tecnológicas basadas en redes de 4G, sustancialmente orientadas a tareas de seguridad pública, emergencias y socorro en casos de desastre. Esfuerzos que no solo han estado abocados generar una mejor coordinación, sino que además permita el envío de todo tipo de datos incluyendo imágenes, como videos y fotos, para lograr un mayor control y mejor desempeño del accionar. 

En el mundo, alternativas para lo anterior hay múltiples, y países como Estados Unidos y Canadá, han decidido distribuir su banda de 700 MHz para uso comercial y de seguridad pública, dejando 20 MHz (10+10) de la banda de 700 MHz reservados para servicios públicos, creándose además, con licencia de ámbito nacional, la First Responder Network Authonty (FIRSTNET), entidad responsable de la concepción, ejecución y operación de una red nacional de seguridad pública con tecnología LTE. La condición para esta concesión, es que sean los privados quienes financien, mantengan y aseguren la calidad del servicio para emergencias. 

Sea quien sea el encargado del financiamiento, en Chile, existe un compromiso de todas las entidades incumbentes de lo importante que es destinar un porcentaje del espacio radioeléctrico en la banda para las comunicaciones de organismos de seguridad pública y emergencias.

Esto pensando especialmente en los ciudadanos, en un país azotado constantemente por desastres naturales, en especial terremotos y sismos de mediana intensidad. 

Para que quede más claro, el uso de estas redes permite transformar todo tipo de información, ya sean datos, imágenes y voz, en verdadera inteligencia para responder y prevenir toda clase de incidentes. 

Esto, por supuesto, procesando la información con soluciones de misión crítica creadas especialmente para atender este tipo de necesidades, entregando una respuesta rápida y eficiente a los requerimientos de comunicación, basados en sistemas seguros, robustos, inter operables y de alta disponibilidad. 

Nuestro país está dando pasos grandes en materia comunicacional, por lo que es importante seguir de cerca el camino hacia una red de infraestructura para seguridad pública.

Este avance permitirá a Carabineros, Policía de Investigaciones, ambulancias, entre otros, reaccionar de mejor forma, proporcionar un alto desempeño y apoyo logístico, además de nuevos niveles de seguridad y eficiencia que permitan tomar mejores decisiones, lo que redunda en ciudades más seguras y comunidades prósperas.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas