La importancia de la tecnología para reducir la delincuencia

Todos hemos visto cómo el asunto de la seguridad se toma los noticieros y es protagonista a la hora de hablar de políticas públicas. Es así como surge la interrogante sobre si es posible disminuir o predecir los robos y hurtos. La respuesta salta a la vista, el uso de tecnología. Actualmente, los gobiernos e instituciones públicas tienen acceso a tecnología de punta, como la utilizada por el centro de comando del FBI en EE.UU, que permite reducir hasta en un porcentaje importante los delitos graves o violentos.

Por ejemplo, en el estado de Michigan se instaló un centro de monitoreo contra el crimen organizado, que transmite una señal de video continua (24/7), lo que permite cruzar todos los datos de los ciudadanos y sus antecedentes, permitiendo a las autoridades o instituciones privadas actuar de manera rápida y eficiente ante robos, asaltos y situaciones de emergencia.

Otra iniciativa, que nos permitiría optimizar los tiempos de respuesta ante situaciones críticas o de emergencia, es la implementación de un número único de emergencias (911), el que existe en muchas regiones del mundo y es vital para un país como el nuestro.

Cabe señalar que Chile es uno de los pocos países en que existe más de una decena de números únicos institucionales, sin integración entre una línea y otra. Frecuentemente, se critica la saturación de los mismos y la demora en los tiempos de respuesta, sobre todo en casos de emergencia, instalando el debate sobre la ineficiencia del sistema.

La implementación de un número único 911 de emergencias permitiría a los organismos públicos de seguridad intercambiar, transferir, utilizar en tiempo real y de manera eficiente todos los datos y documentos entre sus sistemas de información, con el objetivo de facilitar a los usuarios la solicitud de ayuda que requieren, dándole prioridad a las personas y poniendo a su disposición todos los servicios de emergencia en línea para atender cualquier requerimiento que afecte o amenace la vida, los bienes, la infraestructura o en un sentido amplio a la comunidad.

Es por esto, que es importante que todos los organismos de emergencia y seguridad ciudadana reflexionen sobre la importancia y la necesidad de establecer un sistema integrado que permita prevenir, reducir el índice de victimización de la ciudadanía y así mismo,  dialogar en pos de poder reestructurar sus actuales centros de comando de manera que puedan unificar sus soluciones, con herramientas de monitoreo inteligente que sean capaces de recopilar y analizar los datos.

Está comprobado que los países que han implementado un número único 911 de emergencia integrado han logrado  tener un tiempo de respuesta de reacción de máximo 5 minutos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas