La Reina está en deuda

La comuna de La Reina, es mucho más que una división  administrativa o territorio donde viven alrededor de 92.000 personas. Es el entorno que unas 25.000 familias eligieron para construir sus proyectos de vida, es el espacio donde querían vivir, idealmente con tranquilidad y paz, con seguridad, en contacto con la naturaleza, en un ambiente lo más limpio posible y con los servicios y comodidades propios de la época.

Esta comuna tiene medio siglo de vida político-administrativa. Durante estos años, La Reina, ha pasado desde una comuna rural pero con las comodidades de la ciudad a una comuna invadida silenciosa y progresivamente por más y más construcciones (algunas en altura principalmente en el borde de Vespucio), algunos mega centros comerciales y decenas de miles de  vehículos motorizados.

Este “desarrollo” no ha sido ni planificado ni menos controlado. Esto ha sido justamente el resultado de la falta de un Proyecto de Comuna que le diera continuidad al plan inicial del Alcalde Fernando Castillo Velasco. En conclusión, ha sido la consecuencia de administraciones comunales del tipo Laissez Faire Laissez Passer que han dejado al arbitrio principalmente de la gran industria inmobiliaria la administración y decisión del futuro de nuestra comuna, en cuanto a qué se construye y qué no se construye y la forma en que esto se hace.

Si a lo anterior se agrega la creciente escasez de suelo de la zona oriente de la región Metropolitana, no hay que ser muy sagaz para descubrir el porqué de la gran presión que las inmobiliarias  ejercen para que La Reina se manifieste dispuesta a permitir la construcción en altura.

No menos importante que lo anterior es la presión de grandes capitales para instalar centros comerciales, y centros de eventos (como la propuesta de un Mega Centro de Eventos a instalarse en el Parque Intercomunal de La Reina formulada por el alcalde De La Maza y el acuerdo para “continuar avanzando en el Anteproyecto…” de la Junta de Alcaldes en Sesión 298 del 12 de diciembre de 2014 con la presencia de los Alcaldes De la Maza y Donckaster).

Es imprescindible señalar el invaluable daño que este tipo de desarrollo ocasiona al patrimonio medioambiental de La Reina, y a la calidad de vida de todos sus habitantes. Las consecuencias son claras, cada día menos áreas verdes por habitantes, casi inexistencia de espacios públicos amplios de acceso libre, deterioro grave del parque arbóreo.

Para cerrar este cuadro, es necesario precisar que La Reina es una comuna que cada día tiene menos equidad, la educación y salud pública que se entrega a los sectores más pobres es de calidad cada día más distante a la que se otorga a los sectores pudientes, la vivienda no es un derecho al que puedan acceder sectores medios y pobres, el deporte no es una práctica extendida, hay crecientes focos de micro tráficos de drogas en los sectores más pobres de la comuna, los indicadores de seguridad ciudadana no son buenos.

La Reina no tiene una institucionalidad fuerte, empoderada y con recursos humanos y materiales suficientes para enfrentar con éxito los desafíos de la equidad de género, de la inclusión real de los discapacitados, de los pueblos originarios, de los niños y jóvenes, de los adultos mayores, de la diversidad sexual y de todas las expresiones de  la exclusión existentes en nuestra comunidad.

La Reina está en deuda con sus habitantes, les debe una propuesta seria y realista para recuperar su sentido original con la generación de un Proyecto de Comuna que la conduzca a ello.

Miles de vecinos nos hemos declarado en estado de alerta, La Reina está en peligro y creemos que la mejor forma de anular ese peligro es conociendo bien nuestra realidad, examinado cuales son nuestras principales fortalezas y oportunidades y cuales son las debilidad y amenazas a las que nos enfrentamos, para, a continuación definir un Proyecto de Comuna al que queremos aspirar, y formular las políticas, planes y programas que nos puedan conducir a lograr ese objetivo con tareas de corto, mediano y largo plazo y ponernos a trabajar en ello.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas