Lo que la élite política no ve, la Reforma Municipal

En la ciudad de Osorno, un millar de Concejales provenientes de todo el país nos reunimos para debatir sobre los problemas que enfrentan las municipalidades en Chile, particularmente el rol que juegan los Concejos Municipales en cada una de las 345 comunas. 

Allí constatamos  que Chile es un país que se ha desarrollado en múltiples áreas, especialmente en los temas de fomento productivo, infraestructura vial, desarrollo inmobiliario, medio ambiente, tecnologías de la información y comercio nacional e internacional, por nombrar algunos. 

Por otra parte, es notable que Chile haya realizado varias Reformas entre las cuales se destacan, la Reforma Procesal Penal,  a la Salud, a la Educación, entre otras, que han puesto a nuestro país dentro de un concierto internacional que permite decir que el desarrollo es posible y por eso que estamos dentro de la OCDE, institución que alberga a los países más desarrollados del planeta. 

Sin embargo, para quienes trabajamos en el sistema municipal, miramos perplejos como la clase política no se da cuenta que la reforma ciudadana más importante, la más cercana a la gente no se ha realizado, la reforma Municipal. 

Chile vive un proceso político dinámico, donde los ciudadanos se han empoderado y hacen valer sus derechos en cada una de las instancias en las cual les toca participar.

Estos mismos ciudadanos, reclaman al Estado, servicios modernos, rápidos y eficientes. Ellos están pidiéndonos a los que somos electos por votación popular, que sintonicemos con sus anhelos y necesidades. Asimismo, están conscientes que el Estado cercano para ellos son los Municipios y es allí donde cotidianamente concurren. 

Demás está decir, que un vecino que sufre por la inseguridad de su barrio, no va a la Subsecretaría de Prevención del Delito o al ministerio del Interior a quejarse contra los delincuentes. No, estos ciudadanos los atendemos en el nivel local, con todas las dificultades que tenemos, con más voluntad que recursos y con soluciones parches, porque no contamos con las atribuciones ni los recursos. 

Es por esto, que la conclusión más importante que obtuvimos en Osorno, fue la de presionar para una transformación del Municipio, para que de verdad tenga autonomía y atribuciones sobre una serie de temas que están afectando la vida cotidiana de los chilenos, como la corrupción, la seguridad ciudadana, la contaminación, la congestión vehicular, la falta de áreas verdes entre otros temas importantes en que el Municipio tiene mucho que aportar  pero es poco lo que puede hacer sin los recursos suficientes. 

Urge una reforma Municipal para que las alcaldías pasen de administraciones locales a gobiernos locales, con atribuciones sobre materias sensibles para la comunidad y que empodere a los territorios que necesitan urgente una transformación que reduzca las brechas de desigualdades que hemos heredado de una elite con vocación centralista.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas