Día Mundial sin auto

Cada 22 de septiembre se celebra el Día mundial sin auto, que es un amplio llamado ciudadano a entender el efecto social del auto desde la seguridad para la vida, la contaminación del medio ambiente, la sustentabilidad, la economía y las guerras por el petróleo. ¿Cómo estámos en Chile?

En 1990 Chile tenía 1 millón de vehículos, en marzo de este año el director del registro civil nos informaba que hoy existen más de siete millones de vehículos. El 56% de este total, correspondientes a 4.2 millones de vehículos, están en Santiago, los cuales durante las últimas dos décadas han crecido a un 7% anual.

Santiago incrementa su parque automotor en 292 mil vehículos cada año, lo que equivale a 800 vehículos por día. Para que lo vea en perspectiva, si estacionamos en la Alameda desde  Ahumada, uno tras otro los vehículos que ingresan diariamente al parque automotor de Santiago, llegarán hasta Pedro de Valdivia, ocupando 4 kilómetros lineales de calle y un área de 1 hectárea por día, 365 hectáreas por año que equivale a todo el centro cívico de Santiago. Los vehículos en Santiago ocupan el 19% del área al interior del anillo Américo Vespucio. Esto nos genera un grave problema de espacio al interior de la ciudad.

El principal problema para la circulación de vehículos y personas es el uso del espacio, en áreas de baja densidad o espacio ilimitado no existen problemas de circulación, en el desierto usted pudiera pasear con un camión sin generarle problemas a nadie. Pero en la ciudad, especialmente en las áreas densas, ese poco espacio debe ser utilizado eficientemente.

El foco del problema está en el espacio utilizado por el auto al interior de la ciudad, no importa si este está en movimiento o estacionado, ocupa espacio. De ahí, que políticas públicas como la restricción por contaminación, o la restricción por congestión sean perjudiciales, ya que en  las ciudades donde se han implementado ha habido un incremento en la venta de autos, quienes tenían uno, compran un segundo y quienes tenían dos, compran un tercero (1).

Santiago no tiene ni genera suficiente espacio para estacionar autos, provocando que el  negocio de los estacionamientos sea cada día más rentable. El cobro de los estacionamientos en Mall desplazó a los automovilistas a estacionar sus autos en calles, veredas y áreas verdes del entorno perjudicando la calidad de vida de los vecinos de los Mall.

Políticas públicas que apunten a reemplazar vehículos diesel por eléctricos no son un aporte real, ya que se mantiene el uso ineficiente del espacio, si además consideramos que según la OCDE el 37% de la electricidad en Chile es generada en base al carbón, un auto eléctrico funcionará a carbón.

Las políticas públicas de transporte deben orientarse a un uso eficiente del espacio en las ciudades. Por ejemplo, por una calle de una pista pueden pasar entre 1500 y 2000 autos por hora, con una tasa de ocupación de 1.2 pasajeros por auto nos dará entre 1800 y 2400 personas por hora. En cambio, por el mismo espacio pueden pasar 12 mil bicicletas por hora, lo que es 5 veces más eficiente. O dicho de otro modo, el auto será igual de eficiente que una bicicleta en el uso del espacio sólo cuando los autos lleven 5 personas cada uno, o cada bus lleve 40 pasajeros.

De ahí que políticas públicas como el Plan Centro que cede espacio ocupado por autos a peatones en la Comuna de Santiago, la red de ciclovías del Gobierno Metropolitano, y el impulso de las bicicletas públicas apunten en el sentido correcto al generar oferta de infraestructura que promueva el cambio de modo de transporte, por los más sustentables y eficientes en el uso del espacio: la caminata, bicicletas y el transporte público.

Si nos moviéramos en bicicleta, considerado culturalmente como el modo de transporte más lento, o en transporte público,  iríamos todos más rápido.

1) Bull, A. (2003). Congestión de tránsito: el problema y cómo enfrentarlo (No. 87). United Nations Publications.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas