El feminismo desde una feminista filósofa

Elizabeth Badinter, conocida filósofa y polémica feminista francesa bastante radical, aunque no se define de esta manera, analiza la deriva feminista actual de forma que ayuda a comprender la ola feminista mundial y, como ésta es adoptada en nuestro país.

Partidaria del aborto, afirma que la maternidad es otra forma de esclavitud actual. No existiría una naturaleza femenina, ya que la feminidad sería sólo cultural.

Lucha por un feminismo republicano. Aclara, la libertad es lo contrario de la penalización. Igualdad, lo contrario de la “paridad”. Fraternidad, lo contrario de división.

Denuncia polémicamente “el victimismo” actual, producto de la colonización de un feminismo estadounidense, victimista y puritano.

No duda en su provocación. Esta posición de víctima, se aproxima por primera vez, al de la heroína. Las  víctimas siempre tienen la razón. Aún más, tienen derecho al respeto. Así es como hoy se atrae  la simpatía y la conmiseración.

Sin embargo, cuándo extienden el concepto de violencia masculina a todo y cualquier cosa, cuando trazan un continuum de la violencia que va desde la violación al acoso verbal, moral, visual…, pasando por la pornografía y la prostitución, entonces cualquier mujer un poco paranoica puede declararse víctima-real o potencial- de los hombres en general. Todo puede ser considerado acoso, lo que implica una mujer impotente que debe recurrir a los tribunales como un papá o una mamá…y a un hombre (siempre) agresivo y explotador.

Plantea que muchas de las leyes contra el acoso, sólo aumentarían la separación entre hombres y mujeres.

Rechaza el “feminismo diferencialista” que afirma la superioridad de las mujeres olvidando la violencia femenina, así como el concepto de “violencia de género”, ya que hace aparecer la masculinidad  (sólo) como dominación y opresión del otro sexo.

El reto actual del feminismo consistiría en hacer avanzar la igualdad entre los sexos sin amenazar las relaciones de hombres y mujeres. Pero advierte, yo no estoy segura que éste sea el objetivo de todas las feministas.

Para Badinter, la lucha contra los abusos masculinos sería más eficaz cuando las feministas se alejen de sus fantasmas para acercarse más a la verdad. El hombre como verdugo irrecuperable, no es un enemigo a abatir…La verdadera igualdad es la mutua aceptación de las diferencias.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas