Noler y el premio para Chile en la Bienal de Venecia

Nolberto Salinas (Noler), cineasta, fotógrafo y recopilador de la memoria de la provincia Marga Marga.En junio de este año, Noler fue clave en la obtención del León de Plata para Chile en la Bienal de Arquitectura de Venecia, Italia.

El proyecto "Monolito de la Controversia", sobre la base de fotos de Noler en la planta KPD en Belloto, inaugurada por el Presidente Salvador Allende, emocionó al público y al jurado por su referencia a la vivienda como derecho social.

Si bien el premio en Venecia fue a los curadores Pedro Alonso y Hugo Palmarola, el aporte de las fotos históricas de Noler en KPD resultó inspirador y dio el marco visual al proyecto.

Por eso, Noler y su esposa fueron invitados de honor a la recepción del premio en Venecia. En palabras de la ministra de Cultura, Claudia Barattini, "la obtención del León de Plata ha sido un hito en nuestra historia, muy importante para la arquitectura chilena”.

El tema de esta bienal fue cómo la arquitectura, entre 1914 y el 2014, expresó a la modernidad y los distintos procesos de modernización. Esa era la pregunta que debían abordar los 65 países con pabellones en Venecia.

El proyecto de Chile, “Monolith Controversies”, rescató dos concepciones de modernización en la arquitectura social. Y lo hizo en torno a un hecho olvidado en la historia de la vivienda popular en Chile: la KPD, una fábrica donada por la Unión Soviética (la tecnología era francesa) para construir edificios de departamentos tras el terremoto de 1971.

En la inauguración de la KPD, en 1972, el Presidente Salvador Allende firmó un panel de cemento (monolito).Pos 11 de septiembre de 1973, la Dictadura cubrió su rúbrica con una suerte de altar o imagen de la virgen. Después, el abandono. Tras la odisea del monolito, subyacen dos concepciones de la arquitectura social, que han estado en tensión durante la modernidad.

La concepción socialista (en sentido amplio) de la vivienda como derecho social, con espacios dignos, sólidos, versus la concepción neoliberal de la vivienda como mercancía, con espacios mínimos, materiales frágiles, casi de utilería, solo para quienes puedan pagar con el sudor de su frente y una deuda crediticia que durará toda una vida.

Precisamente el gran mérito del proyecto chileno ganador en Venecia fue conectar con esa historia. Aún hay huellas en Chile de los paneles para construcción de departamentos que nacieron en KPD. También tenemos reciente en la memoria lo que fue la vergonzosa caída en el terremoto del 2010 de edificios de departamentos mal construidos, bajo los unilaterales estándares del lucro y el mercado.

En la provincia de Marga Marga estamos orgullosos de Noler. Por ello, junto a autoridades locales y medios de comunicación, hemos considerado relevante rendirle un merecido homenaje.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas