Arica, la capital del surf

Cuando los ariqueños escuchan “el gringo” y “el buey” no necesariamente piensan en un ciudadano norteamericano y en un animal. Saben que estas palabras también denominan a las dos olas emblemáticas de Arica, ciudad que crecientemente, atrae a más y más surfistas y a fanáticos de este deporte.

Con el fin de potenciar estos atractivos, Arica es parte activa de la Red Mundial de Ciudades del Surf, que integran también ciudades de Australia, Portugal, Francia y España, entre otras. Todos han entendido que este deporte no sólo es una herramienta de cohesión e integración social, sino que también de desarrollo económico y turístico.

Hace un par de semanas, los miembros de esta red nos reunimos para intercambiar experiencias y nos dieron valiosas recomendaciones para potenciar las bondades de las olas ariqueñas. Especialmente interesante fue la experiencia de la ciudad española de San Sebastián (País Vasco), la que ha impulsado alianzas públicas y privadas para potenciar el empleo y el turismo local. En esa ciudad existen más de 60 empresas dedicadas al surf e incluso varias universidades y centros de estudios realizan acciones en torno a ese deporte.

También conocimos la experiencia de Mafra, Portugal de la voz de su propio alcalde, Helder Sousa. Allí,  de sus 6 mil habitantes, 3 mil trabajan en algo relacionado con el surf. Existen tiendas de ropa y de accesorios relacionados, lugares donde se enseña este deporte, además de  ferias y festivales de música para surfistas.

La pregunta es porqué estas ciudades han podido crecer en torno al surf y qué le falta a Arica para seguir sus pasos. Las olas de nuestras playas son reconocidas por expertos como únicas. Quienes asistieron al encuentro y conocieron nuestra realidad comentaron que esta zona es un lugar con un tremendo potencial y con características únicas para desarrollar el surf y el turismo en torno a el.

Contamos con oleaje para todos los niveles, algo que no se da en cualquier playa. Tenemos buena conectividad del país, estamos insertos en la macro zona andina y somos bifronterizos.

¿Qué nos falta entonces?  ¿Qué más necesitamos para convertirnos en una potencia turística?  Creo que el sector público y también el privado tiene que visualizar esta posibilidad y unirse para trabajar por un objetivo común: convertir Arica en la capital del Surf.

Después de este encuentro, me quedó claro que para tener un nivel internacional, Arica tiene que invertir en más promoción, infraestructura e incentivos. Desde el Gobierno Regional ya comenzamos en este camino. En esa línea se encuentra la licitación que acaba de lanzar el ministerio de Obras Públicas para comenzar la remodelación del borde costero de la ex Isla El Alacrán, uno de los puntos de práctica del surf y bodyboard y en donde se surfean las emblemáticas olas “El Gringo” y “El Buey”. Éste, además, es un monumento histórico, ya que fue una fortificación durante la Guerra del Pacífico.

Sabemos que el sector privado está haciendo también sus apuestas. La Corporación de Bienes de Capital (CBC) indicó que Arica y Parinacota es la segunda región a nivel nacional con mayor inversión privada en turismo con 313,6 millones de dólares, siendo superada sólo por la Metropolitana con 530,4 millones de dólares.

Hace poco se inauguró el nuevo  Casino Lockia,  así Arica es la única ciudad que cuenta con dos casinos y se proyecta la construcción del Hotel Atton frente al borde costero.

La región de Arica y Parinacota, ofrece beneficios exclusivos para zonas extremas, lo que hace más atractiva la idea de invertir en la zona. Cuando son proyectos de alto interés turísticos, la Ley Arica otorga un 40% de descuento en el pago de impuestos.

Convertir Arica y nuestra región en una potencia turística internacional y ligarlo a la práctica del surf, traería enormes beneficios. Mayor intercambio comercial,  más empleo, se potenciarían otras áreas de interés turístico, se incentivaría la investigación relacionada, etc.

Por ahora estamos empezando. Hace poco se llevó a cabo un campeonato de surf adaptado para niños con capacidades diferentes. No hay que olvidar que este deporte también es una herramienta de integración social.

Estamos a la espera de que nos confirmen la realización del mundial de surf y bodyboard 2018. Esto ya comenzó y va a seguir creciendo. Debemos aprovechar la oportunidad y lo que la naturaleza nos ofrece. Así que manos a la obra, la invitación es a trabajar, en conjunto,  por convertir Arica en la capital del surf. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas