Christian Garín raqueta Nº1 de Chile

Con su brillante victoria 3-6 7-5 7-6 (3) en la final del Lima Challenger sobre el argentino Guido Andreozzi, en casi 2 horas y media de partido, el tenista nacional Christian Garín obtuvo su primer título en la categoría de Challengers y quedó a partir del lunes 31, como 201 en el escalafón mundial y con ello, como la raqueta número1 de Chile.

Este campeonato disputado en cancha de arcilla, tenía una bolsa a repartir de 50 mil dólares, de los cuales 7.200 fueron para Garín por su título de individuales, pero lo más importante para el jugador fue que le otorgó 90 puntos para el ranking ATP. Con ellos saltó 73 lugares, dejando detrás al, hasta el domingo 30, número 1, Gonzalo Lama.

Garín que la semana anterior en el Challenger de Santiago, en el club San Cristóbal, desperdició 3 pelotas de match ensu partido debut ante el trasandino Horacio Zeballos, 72 en la ATP y que finalmente perdió 3-6 7-6(7) 6-4, la que habría sido una de sus máximas victorias, se desquitó en la competencia disputada en el tradicional club Terrazas, enel barrio Miraflores, en Lima, Perú.

En esta competencia cuyo director es el ex jugador de Copa Davis Luis Horna, venció en primera ronda  al peruano invitado por la organización, Juan Pablo Varillas 6-3 6-4. Luego se impuso al austriaco Michael Linzer  6-4 6-3. En cuartos finales triunfó por “no presentación” ante el 4° favorito el argentino Carlos Berlocq y en semifinales derrotó al brasileño Guiherme Clezar en forma cómoda por 6-1 y 6-3.

En la final en que venció a Andreozzi que tenía el ranking 127, inmensamente superior al 274 de Garín, tenía además una historia en desventaja ya que en cinco confrontaciones había caído en las tres primeras, pero sus dos victorias habían sido precisamente en el campeonato de Lima  los años 2014 y 2015, lo que indica que la superficie y el nivel del escenario le acomodan.

El triunfo de Garín, obligó a los comentaristas trasandinos del canal que emitió la señal, a reconocer no solo la tremenda potencia de sus golpes, tanto de derecho cruzado como invertido sino también de sus  igualmente poderosos reveses paralelos y cruzados.

Además destacó su sensibilidad para poner unos excelentes drop shots que sorprendían a su rival y también subió en varias ocasiones a la red para definir con excelentes voleas luego de extensos raquetazos.

Garín recibió la copa de campeón y agradeció a la organización recordando que había debutado 3 años antes por una invitación. Digamos que en esa ocasión que Garín recordó, octubre de 2014, era el producto de haber ganado con solo 17 años, en su primer año como junior, el campeonato juvenil de Roland Garros en la arcilla de París.

Pero, aunque desde ese hito en Francia, el iquiqueño de 1 metro 85, nacido el 30 de mayo de 1996, se había convertido en la gran esperanza de renovación de nuestro tenis tras el retiro natural de Marcelo Ríos, Nicolás Massú y Fernando González del Circuito Mundial, su historia de triunfos era anterior.

El actual número 1 de Chile había sido, a mediados de 2010, el pilar del equipo infantil de nuestro país, que ganó por primera vez para nuestro tenis, el Campeonato Mundial Sub 14 en las canchas de Prostejov, en República Checa, junto a Bastian Malla y Sebastián Santibañez.

Pero Garín no se había quedado ahí. El 2011, con 15 años, dando ventajas de 2 y 3 años a sus rivales, ganó el Campeonato Pascuas Bowl en Paraguay, en el Circuito Sub 18 de la ITF. Y al año siguiente al inicio de la temporada de los Campeonatos Futuro, tras ganar 3 puntos  ATP,  ingresó al ranking mundial  en el lugar 1276, batiendo el record de precocidad entre nuestros tenistas. Ya en noviembre del mismo año se ubicaba entre los 1.000 rankeados profesionales.

Pero ese año 2012 ya Garín había logrado otro importante hito en el tenis nacional. En septiembre había sido nominado por el capitán Belus Prajoux como singlista en Copa Davis frente a Italia en Nápoles. Con 16 años, 3 meses y 15 días representó a Chile,  superando el record que tenía Massú en la misma Copa Davis frente a Canadá, en 1996, con 16 años y 8 meses.

Tras su triunfo en Roland Garros en mayo de 2013, con 17 años recién cumplidos pasó a ser la gras esperanza  del tenis nacional. Con Martín Rodríguez como técnico tuvo un importante progreso. Alcanzó su mejor ranking mundial el 16 de febrero de 2015, ubicándose 225, lugar que ahora ha superado. Ha sido permanente integrantes del equipo de Copa Davis que alcanzó el repechaje al Grupo Mundial en 2016.

Este año se produjo un cambio en el trabajo de Garín. Ha comenzadoa trabajar en la academia  de Rafael Nadal en Barcelona donde ha fijado residencia, con el coach Francisco Javier Duarte que lo ha acompañado en su reciente recorrido por Sudamérica. Tras haber ganado 8 Campeonatos Futuros, ahora  obtiene su primer Campeonato Challenger con su nuevo equipo.

Ubicarse en la galería de los números 1 de Chile con sólo 20 años lo pone detrás de Luis Ayala y Marcelo Ríos que lo consiguieron con 18 y 19 años respectivamente. Igual logro lo alcanzaron Sergio Cortés en 1989 y Nicolás Jarry en 2015. Ni Fernando González ni Nicolas Massú fueron número 1 de Chile a los 20 años por estar a la sombra de Marcelo Ríos que dominó muchos años.

Con críticas de algunos cercanos al tenis nacional porque no avanza lo rápido que muchos quisieran, sigue progresando y alcanzando marcas en nuestro deporte y mostrando avances, tanto tenísticos como de maduración.

Su ubicación como nuevo número 1 le puede dar mas confianza y responsabilidad para seguir mirando positivamente el futuro.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas