¿Es Chile un país caro para los turistas?

Chile está de moda entre los viajeros. Las cifras de crecimiento de la actividad turística son elocuentes y muestran que en el periodo 2007-2017 el turismo creció un 148% y sólo el año pasado arribaron casi 6,5 millones de turistas, con un ingreso de divisas preliminar de más de US$4.000 millones, de acuerdo a datos de la Subsecretaría de Turismo.

Además, se cuenta el hecho que, por segundo año consecutivo, nuestro país recibe el reconocimiento de Mejor Destino de Turismo Aventura en la última edición de los World Travel Awards, comúnmente denominados los “Oscar” del turismo.

Vivimos entonces un saludable momento para nuestro sector y no menos importante, aportamos a diversificar la matriz productiva de Chile.

No obstante, un comentario común de escuchar es que Chile es un país caro para viajar.

Si hablamos desde la vereda del alojamiento, Santiago posee el valor por habitación estándar doble más alto en comparación a Buenos Aires, Sao Paulo y Lima, (Trivago Hotel Price Index 2016). 

La tarifa promedio diaria (o Average Daily Rate ADR) para alojamientos en Chile es de $57.922 de acuerdo a la Encuesta Mensual de Alojamiento Turistico EMAT de noviembre 2017. Los destinos con los ADR más altos son Torres del Paine y Puerto Natales ($181.762), San Pedro de Atacama ($107.274) y Siete Lagos ($73.150).

Si revisamos la realidad del transporte aéreo en Chile, encontramos un escenario con reducido número de actores.

La reciente suspensión de operaciones en territorio nacional de Latin American Wings LAW,  deja a los usuarios con tres opciones: LATAM (Aerolínea con modelo hibrido de precios), SKY, con formato de Low Cost Carrier o LCC) y JETSMART, con formato de Ultra Low Cost Carrier o ULCC). Aquellos que deseen explorar Patagonia, está la opción de Aerovías DAP, que es al mismo tiempo la única en ofrecer vuelos a Antártica.

El segmento de las Low Cost Carrier captura un tercio del mercado aéreo chileno (32,1% a noviembre de 2017) y la disminución en los precios de los tickets aéreos ha significado un alza en cuanto a número de pasajeros transportados se refiere.

En resumen, los turistas nacionales y extranjeros encontraran “caro” un alojamiento en una cabaña en donde el desayuno sea paupérrimo, no exista Wifi y la atención sea todo menos profesional.

Asimismo, encontraran “caro” un restaurant que utilice productos en conserva. Las personas encuentran algo sobrevalorado, cuando su calidad está en entredicho y ese es el punto principal, mejorar productos y servicios turísticos de nuestro país.

Las MIPYMES y los nuevos emprendedores del sector deben disminuir sus brechas en temáticas tales como estudios de mercado, planes de negocios y estrategias de fijación de precios. No menos importante es aumentar el nivel de inglés que posee la fuerza laboral de nuestro sector. 

Finalmente, Chile dejará de ser “caro” para los turistas cuando entendamos que la profesionalización de la industria y la llegada de nuevos actores permitirá entregar una oferta de experiencias memorables. Y tenemos poco tiempo. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas