Licitaciones competitivas, bajan el precio de la energía

Cuatro años atrás, una de las áreas críticas para el desarrollo del país que más urgentemente necesitaba atención era la energía. Nos habíamos acostumbrado a tener los precios más altos de la región, una matriz que se había carbonizado con la falta de gas argentino y escasa competencia. 

Fue en tales circunstancias que como Gobierno pusimos en la Agenda de Energía la meta el reducir en un 25% los precios de las licitaciones de suministro eléctrico para hogares, comercios y pequeñas empresas.

Las últimas licitaciones del año 2013 habían alcanzado los 128,2 dólares por MWh y pocos creían que lo lograríamos. No sólo hemos cumplido esta meta sino que hemos ido más allá a niveles que no esperábamos como sector.

El día 31 de octubre pasado llegamos al record de una oferta de suministro solar de 21,48 dólares por MWh, y el promedio de ofertas adjudicadas alcanzó 32,5 dólares el MWh. Con estos resultados, los precios en las licitaciones han caído un 75 % desde el inicio de este gobierno. 

Que hoy en día tengamos estos precios, con licitaciones competitivas como nunca antes no ha sido el resultado de la casualidad.

La estrategia energética implementada desde el gobierno en coordinación con el sector privado ha sido clave para aprovechar la caída en los costos internacionales de energías renovables no convencionales.

Sólo con los cambios legales y regulatorios de los últimos años hemos podido reducir las barreras a la entrada existentes, permitiendo 84 competidores en el 2016 y 24 en el 2017, donde antes sólo participaban dos o tres. 
Y todo esto con suministro eléctrico cada vez más limpio. 

Históricamente, las energías renovables no convencionales han alcanzado en la licitación de este año una participación de 100% y el año pasado 70%.

No sólo hemos conseguido bajar los precios de la electricidad sino que hemos cambiado la estructura de la matriz eléctrica nacional, donde las ERNC ya alcanzan el 19% de participación. 

Sin duda, el sector energético ha dejado de ser un impedimento para el crecimiento del país para convertirse en motor de desarrollo económico como no se había visto antes.

Los estudios académicos disponibles indican que cada 10% de variación en los precios de la electricidad, el país crece un 0,3%.  Sin duda lo que se ha obtenido durante este gobierno tendrá un impacto inédito en el crecimiento nacional, así como ya lo ha tenido en materia de empleo e inversión. 

Los resultados de las licitaciones eléctricas son muy importantes porque determinan el precio que pagarán los hogares chilenos por los próximos 20 años,  y se suman al efecto de la reciente entrada en operación ley de equidad tarifaria. 

Pero también han permitido cambiar las condiciones de suministro de la industria y la minería nacional.

Gracias a la competencia que las licitaciones han desatado, los grandes consumidores de electricidad han podido encontrar nuevos oferentes a precios que no se veían desde antes de la crisis del gas argentino.

Es así como en tan sólo cuatro años hemos asegurado que los chilenos paguen en el futuro un precio justo y competitivo por energía cada vez más limpia. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas