Recordemos nuestro protagonismo

Las mujeres están en el corazón de la identidad de nuestro país. Según los estudios de Imagen de Chile, esto se grafica no sólo en la fuerza femenina de nuestra cordillera, sino también en el centro de nuestro imaginario, donde brillan Gabriela Mistral y Violeta Parra, recientemente homenajeada en el Festival de Viña del Mar y que destacará además este año por la conmemoración del centenario de su nacimiento.

Como ellas, en las generaciones actuales tenemos muchos casos más que destacar ante el mundo por su aporte a la sociedad y las puertas que han abierto, lo que además está en línea con el despertar creativo que vive el país.

Algunos ejemplos son las astrónomas María Teresa Ruiz y Maritza Soto, reconocidas internacionalmente por su trayectoria y descubrimientos, cantantes como Anita Tijoux, Camila Moreno y Mon Laferte, nominadas a los Grammy Latinos, o deportistas de la clase de Bárbara Riveros, María José Moya, María Fernanda Valdés y Natalia Duco, por mencionar sólo algunas, que han resaltado en competencias sudamericanas y mundiales.

Ellas reflejan la vocación de progreso que identifica a nuestra sociedad y ayudan a proyectar internacionalmente a la nación en importantes áreas que construyen imagen: ciencias, cultura y deportes.

Sin embargo, en términos de paridad aún nos falta mucho por avanzar en materia de género. De acuerdo a la Casen 2015 la tasa de empleo femenino aún no llega al 50% y el Gobierno ha dado a conocer que existen diferencias promedio de un 30% en el sueldo de hombres y mujeres que enfrentan responsabilidades similares, además de una escasa presencia de directoras en empresas IPSA.

En este contexto estoy segura que, teniendo como modelo a estas y otras mujeres, Chile avanzará en el marco del tema central del Día de la Mujer 2017 planteado por la ONU: “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”.

Prosperar en esa senda no sólo será positivo para el país, como ya lo reflejó que la principal causa de la caída de la pobreza entre 2013 y 2015 estuviera relacionada con un mayor empleo femenino, sino que también tiene importantes implicancias para nuestra imagen internacional y la marca país.

No obstante los desafíos que enfrentamos debemos ser optimistas y valorar lo que hemos conseguido, que ha sido recogido también por mediciones a nivel global. Por ejemplo, en el Índice de Emprendimiento Femenino 2015, realizado por The Global Entrepreneurship and Development Institute, el país lideró en la región al ocupar el lugar 15 entre 77 países, a escasa distancia de Alemania, Bélgica y Suiza.

En definitiva, tenemos una gran oportunidad de seguir avanzando en estas materias y la percepción internacional de Chile. Para esto, es fundamental contar con nuevas políticas en los ámbitos público y privado y abrir también opciones para quienes provienen de regiones, pero lo crucial para promover nuestras virtudes es que recordemos nuestro protagonismo y sigamos demostrando el aporte que podemos hacer, tal como lo han hecho y seguirán haciendo nuestras referentes que nos han llenado de orgullo a nosotras y el mundo. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas