Tu trabajo no es algo que te dan, es algo que tú das

La Fundación Trabajo Para un Hermano lleva 35 años dedicada a crear conciencia acerca del valor y la dignidad del trabajo como un aspecto esencial en la vida humana. A través de los años la realidad del país ha ido cambiando y nosotros hemos ido adaptando nuestros desafíos  a cada momento histórico.

Hoy, constatamos que para una cantidad muy importante de trabajador@s, existe una alta insatisfacción con el trabajo que desarrollan. En efecto, los estudios más serios en el mundo ( Gallup, State of the American Workplace), muestran en forma sistemática desde el año 2000 a las últimas mediciones, que existe un altísimo y preocupante 70% de personas que no se siente comprometidas y satisfechas con su trabajo e, incluso más aún, un 20% se encuentra activamente descomprometida e insatisfecha.

Creemos, que esta estructural insatisfacción se basa fundamentalmente en los paradigmas dominantes sobre el trabajo en donde éste es entendido como una mercancía, como un peso, como algo externo. En definitiva, como algo que se le da al trabajad@r. Es así, como es habitual que en los discursos de las autoridades, empresarios y medios de comunicación se hable de “dar trabajo”.

En nuestra opinión, requerimos con urgencia un nuevo paradigma, que nos permita re-significar la idea que tenemos acerca del trabajo.

En consecuencia, desde la Fundación Trabajo para un Hermano queremos invitar a la sociedad chilena a reflexionar sobre este tema y proponer una nueva idea sobre el trabajo, con la que creemos podría revertirse la dramática cifra de insatisfacción que hemos mencionado anteriormente.

Nuestra propuesta es cambiar el eje de la idea que tenemos sobre el trabajo y decir que, “Tu trabajo no es algo que te dan, tu trabajo es algo que tú das”.  Este, aparentemente, sencillo cambio implica repensar y resignificar completamente la idea del trabajo.  Significa empoderar al trabajad@r como sujeto activo de su trabajo y como actor en sus decisiones laborales, ya no recibiendo lo que le dan sino que ofreciendo lo que es y su vocación por lo que quiere hacer.

Como lo hemos expresado en el manifiesto de la campaña significa que, el trabajo...

No es un horario.

No es un cargo.

No es un contrato.

No es un sueldo.

No lo define tu profesión.

No es algo para matar el tiempo.

No son los días que faltan para el viernes.

Ni los minutos que faltan para irse.

Es lo que haces.

Lo que haces por algo.

Lo que haces por alguien.

Lo que no puedes dejar de hacer.

Lo que tiene que ser hecho.

Lo que sales a hacer allá afuera, como quiera que esté allá afuera.

O aquello que te encierras a hacer, hasta que está hecho.

Es algo en lo que pones corazón, en lo que pones paciencia, en lo que pones tripas.

No solo tu cabeza, no solo tus manos.

Se hace por un sueldo, pero no se hace solamente por un sueldo.

Se hace porque algo cambia, algo se transforma, en algún lugar, en alguien, en ti, después de que has hecho tu trabajo.

Tu trabajo no algo que te dan.

Tu trabajo es algo que tú das.

Invitamos a toda la sociedad chilena y a sus instituciones a participar activamente de esta gran reflexión nacional.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas