Seamos serios, escolarizar no es lo mismo que aprender

Escolarización no es lo mismo que aprendizaje, afirma el Banco Mundial en su último informe “Aprender para hacer realidad la promesa de la educación”. Sostiene el BM que la escolarización sin aprendizaje no es solo una oportunidad desaprovechada, sino también una gran injusticia. Esta situación es grave en los países con bajos ingresos.

La crisis se expresa en resultados de aprendizaje poco satisfactorios y su origen es multifactorial. Entre estos factores se menciona la baja preparación en habilidades básicas de los párvulos; la baja efectividad y motivación de los docentes; la carencia de insumos, las deficiencias de gobernanza educacional. Chile no es ajeno a esta crisis: los alumnos egresan con serios déficits en habilidades de lectura y matemáticas y la inequidad socioeconómica incide gravemente sobre las desigualdades en calidad de aprendizajes.

Pero hay otros  factores que han sido ignorados por las autoridades ministeriales y que a nuestro juicio tienen un gran peso sobre el fenómeno de la escolarización sin aprendizaje.

El primero de ellos es  considerar  que  se logra un mejor aprendizaje  cuando el alumno recibe una gran cantidad de contenidos por cada año de escolarización; en segundo lugar, el currículo  en cuanto a contenidos se ha adelantado  al menos en dos grados escolares: hoy se aprende en 5° básico lo que hace una década se aprendía en 7° año básico, mientras que gran parte de los contenidos de 1° medio  están en el currículo de 7° año.

Ambas medidas no solo contribuyen a agobiar al profesor, quien es estrechamente fiscalizado y sancionado si no logra “pasar toda la materia”, sino que son causa de que el alumno vaya avanzando en los grados escolares pero sin aprender.

Desde nuestro conocimiento acerca del desarrollo cognitivo del cerebro infantil podemos  afirmar que  el niño debe ser previamente preparado para una escolarización exitosa, y esta preparación debe ocupar los primeros 10 años de la vida. 

Los primeros 5 años son claves. Sobre un precario desarrollo cognitivo del párvulo convergen múltiples factores asociados a la pobreza, como la  mala nutrición, el maltrato físico  y la negligencia afectiva, pero también incide la ignorancia de los adultos,  que favorecen el temprano ingreso de los párvulos a un uso abusivo de la tecnología digital de entretención y el fenómeno de la escolarización prematura, que no respeta el delicado desarrollo cognitivo del párvulo. 

Una vez que llegan al primer año de primaria, los niños deben ser acompañados a desarrollar habilidades específicas de escolarización tales como una sólida comprensión lectora, una firme capacidad de expresión oral y escrita, un dominio versátil del ámbito numérico y sus relaciones, habilidades de razonamiento lógico simbólico, capacidad para organizar información, un pensamiento ordenado, flexible,  focalizado, etc.

Esta tarea de preparación para la escolarización es ardua y requiere de mucho tiempo para practicar y de docentes expertos en desarrollar tales habilidades específicas.

Para ello es imprescindible que los primeros 4 años de primaria  tengan muy pocos contenidos. De este modo se evitan errores pedagógicos en metodologías, evaluación y objetivos de aprendizaje. 

Solo a partir del 5° básico se deberían incorporar gradualmente contenidos disciplinares, que serían fáciles de aprender en forma versátil y creativa si ya se poseen las imprescindibles competencias de escolarización inicial tanto en alfabetización como en pensamiento lógico simbólico y estratégico. 

Así aprenden los alumnos finlandeses, y así aprendimos  quienes  fuimos alumnos de profesores normalistas en el Chile de la primera mitad de siglo XX.  Esta es la oportunidad de innovar mirando el legado de una educación escolar de innegable calidad. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas