Corea, la guerra eterna

La historia de Corea es la historia de las guerras de Corea.

Situada al extremo oriental de Asia, la península de Corea era el paso necesario para conectar a las dos grandes potencias de siempre en ese continente - China y Japón - y por su ubicación estratégica atrajo además a la Rusia zarista y a la URSS desde fines del siglo XIX y al imperialismo norteamericano desde el término de la Segunda Guerra Mundial.

Unificada en el siglo X y constituida entonces en un solo reino después de guerras continuas, fue atacada e invadida por Mongolia en el siglo XIII.

En el siglo XVI, nacimiento del Chile español, Corea fue invadida por Japón, que la dominó militarmente por siete años.

A fines del siglo XIX y comienzos del XX Corea fue disputada por Rusia, también gran potencia asiática, y Japón. Japón, triunfante en la guerra con Rusia, se apoderó de Corea por 35 años, desde 1910 hasta 1945, fin de la Segunda Guerra Mundial. En los años de la tiranía japonesa sobre Corea, en Chile se vivían las transformaciones llevadas adelante por la alianza del Frente Popular integrada por radicales, socialistas y comunistas.

Derrotados los japoneses en forma brutal (bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaky) la península de Corea cayó, en guerra, en manos de los comunistas coreanos, apoyados por los chinos y la URSS, en el norte, y en manos del imperialismo estadounidense en el sur.

En 1948 se dividió formalmente Corea. En el norte se estableció la República Popular y Democrática, encabezada por Kim Il Sung, abuelo del actual Jefe de Estado Kim Jong Un, y en el sur la República de Corea, colonia bullante militar, económica y política de los EEUU.

La República Popular y Democrática de Corea fue establecida un año antes que la República Popular China o China Comunista.

En Corea ha habido una división similar a la ocurrida en Alemania, en el límite de las fuerzas soviéticas y las de EEUU, Alemania y Francia. Y la que existió en Vietnam.

Desde 1950 hasta hoy la República Popular y Democrática de Corea (Corea del norte) está en guerra declarada con los EEUU. La guerra dura 67 años.

Durante esta guerra, una de las más largas en la historia de la humanidad, EEUU ha lanzado en Corea del norte 635 mil toneladas de bombas, más que en toda su participación en la Segunda Guerra Mundial, aunque no ha utilizado como en Japón las bombas atómicas.

Todo ello entre 1950 y 1953, año en que se firmó un alto al fuego entre Corea del norte y los EEUU, el Armisticio llamado de Panmunjon, pueblo cercano al paralelo 38, armisticio que “suspendió” los combates.

No se ha firmado la paz.

Trump no necesita declarar la guerra a la llamada Corea del norte, y el actual Kim sólo puede escalar sus acciones bélicas, o retroceder.

La guerra continúa.

Económica, militar, política y propagandísticamente, EEUU mantiene bloqueada a Corea del norte.

Las imágenes de Corea del norte conocidas en Occidente presentan a un país tan ridículo como el de los japoneses en la pos guerra.

El daño económico es tremendo. Corea del norte, que hasta mediados de los años 60 del siglo pasado era el país comunista más desarrollado del planeta, aislado y golpeado, ha devenido en uno de los países más pobres, con un per cápita inferior a Haití o Nepal.

A mediados de los años 70, Corea del norte mantuvo excelentes relaciones con partidos de la izquierda chilena y sudamericana. En 1973, Pinochet rompió relaciones con Corea del norte.

Los Kim, nacionalistas y comunistas, han resistido a un precio altísimo, y han declarado que continuarán armándose, incluso nuclearmente, hasta que los EEUU acepten firmar la paz, transformar el armisticio en una paz permanente, como lo hizo con el dios japonés Hirohito en 1945.

En el día y la noche de hoy, como desde 1953, en una gran mesa ubicada en un edificio militar en el paralelo 38, en la mitad de Corea, están sentadas ocho personas, cuatro coreanos “del norte” y cuatro estadounidenses, dos en las cabeceras y seis en los costados. Todos militares. Parlamentan. No hay novedad en el frente, salvo la mayor acumulación de armas, incluso nucleares de los EEUU y cuasi nucleares de la Corea del norte, que está a un tris de su Quinta Prueba Nuclear.

El paralelo 38 fue un límite de hecho pactado entre Rusia y Japón hasta principios del siglo XX, cuando Japón ocupó por entero a Corea.   

Este es el límite, de hecho también, acordado entre Corea del Norte y EEUU hace 64 años, el año 1953, cuando se firmó el Armisticio para la detente militar.

EEUU señala que seguirá bloqueando económicamente a Corea del norte si ella sigue militarizándose.

Para el inicio de la guerra de EEUU contra Corea del norte el jefe de Estado de los EEUU era el Presidente Harry Truman, el mismo que autorizó sólo cinco años antes las masacres de Hiroshima y Nagasaky en Japón.

El jefe de gobierno de Corea del norte era “el estimado y querido líder” Kim Il Sung, el abuelito del actual Kim.

Cuando se firmó el armisticio de 1953, el jefe de Estado de Corea del norte seguía siendo Kim Il Sung, y el de Corea del sur era Syngam Rhee, títere de los EEUU. El armisticio fue firmado por el estadounidense William Harrison Jr. por el sur. Las conversaciones para la firma las inició en 1951, por el sur, el general Charles Turner, por cierto de los EEUU.

EEUU ha colocado en Corea del sur, donde posee un inmenso arsenal bélico, el THAAD, que lleva el nombre de Sistema Antimisiles, como si fuera sólo para defenderse. Eso con la crítica de China y Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que acusan a EEUU de desnivelar el poderío militar mundial.

El THAAD está ya colocado en Japón, Guam, Hawai y otras instalaciones militares de los EEUU.

El nuevo jefe de gobierno de Corea del Sur, Moon Jae In, un liberal que dice buscar la paz en la península y el fin de la corrupción, también ha criticado a los EEUU por su poderío bélico en su país coreano. “No me defienda, compadre” parece decir. Moon Jae In fue felicitado por su triunfo por China, en un gesto absolutamente inédito desde 1948.

Corea del norte, la República Popular y Democrática de Corea, puede morir con las botas puestas.

EEUU puede destruir varias veces esa Corea y la Tierra entera.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas