El patio trasero de Santiago

Ver nuevamente en todos los medios de comunicación las protestas de los vecinos de Til-Til por un nuevo proyecto que lesiona gravemente el medio ambiente y la dignidad de esa comunidad es indignante.

La comuna se ha transformado en el ejemplo de la arbitrariedad por parte del Estado, frente al desarrollo de sus habitantes. Durante las últimas décadas se han aprobado bajo la legislación ambiental una serie de proyectos que dañan social y ecológicamente a Til Til.

No existe otra comunidad en Chile, menos en la Región Metropolitana, que registre este número inusual de proyectos contaminantes, implementados en los 653 kilómetros cuadrados, que componen esta zona.

En este entendido, podemos hablar del más grande relleno Sanitario de América Latina propiedad de KDM, el relleno sanitario propiedad de Gersa, sumado a los relaves mineros de la planta Andina de Codelco (pronto comenzara el nuevo proyecto muro 244) y Anglo American, a su vez dos productoras de cerdo con mal manejo de los riles, entre otros.

A esta serie de proyectos, se agrega la aprobación y futura implementación de la Planta de Residuos Tóxicos de la empresa Ciclo Sociedad Anónima, autorizada por parte de la Comisión Ambiental de la RM, que en su extensión ocupará 43 hectáreas, en las cuales se almacenará una cantidad de tres millones de metros cúbicos en los 30 años de vida útil. Se proyecta que serán entre 30 a 40 camiones diarios que transitaran por la carretera 5 norte hacia el sector de la planta que está a 3 kilómetros de Rungue.

Al escuchar a una de las dirigentas queda claro el sentimiento de frustración y rabia frente a una decisión centralista y basada en una legislación que protege los intereses económicos frente al desarrollo de las comunidades en nuestro país. “Nos hemos convertido en el patio trasero de la Región Metropolitana y por más que vengan autoridades a hablar  y decir que nos escuchan, llegan y toman decisiones sin un diálogo real, en una oficina en Santiago centro” Yanet Mena (Consejo del Medio Ambiente).

La situación de Til Til demuestra la abismante desigualdad entre la vida en provincia y la capital, la nula de inversión pública, la falta de prioridades en proyectos de desarrollo coherentes, la exigua planificación regional, son las causales que hacen posible que se tomen decisiones que indignan y que plantean las graves desigualdades que existen en la Región Metropolitana.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas