Un Planeta para vivir

El 2 de agosto la humanidad cumplió un triste hito Medio Ambiental.  Se agotó el “presupuesto ecológico” anual de la tierra, esto quiere decir que a la fecha habremos consumido la provisión de agua, suelo y aire limpio que el planeta puede reponer durante un año. Viviremos en déficit ecológico durante casi cinco meses.

El presupuesto ecológico anual se viene midiendo desde el año 1986 y cada año este hito se cumple más temprano.

Esta herramienta de medición es un llamado de atención para el planeta entero, un grito de auxilio que nos entregan, para que podamos ver de manera concreta nuestro  impacto en la Tierra, en la contaminación del aire, la emisión de gases efecto invernadero, el mal uso de los recursos hídricos y el efecto de degradación de nuestro suelo.

¿Qué pasa en nuestro país?

Chile no está ajeno a esta crisis ambiental, es uno de los más afectados por el Cambio Climático y podemos verlo con el aumento de la temperatura, disminución de las precipitaciones, menor disponibilidad de agua y el avance de la desertificación desde el norte hacia el sur, etc.

¿Qué podemos hacer?

Es urgente que el Estado tome cartas en el asunto para mitigar los efectos de estos procesos ambientales que nos invaden, por eso debo destacar la creación este año de la Agencia de sustentabilidad y Cambio Climático y también la presentación en Julio 2017 del plan de acción para el cambio climático 2017-2022.

Se hace necesario implementar políticas públicas que involucren de forma integrada al Estado, las empresas y la ciudadanía, en esto es clave también la inclusión de los municipios, para que fomenten la participación ciudadana.

Estoy convencido de que no estamos lejos de la implementación de una ley de Cambio Climático, porque muy pronto será una necesidad.

Chile requiere de una ley que permita mejorar la urbanización inclusiva y sustentable, la capacidad para la planificación y gestión participativas, integradas y sustentables de los asentamientos humanos, proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural, las reservas de la biosfera y corredores biológicos, que permita que las municipalidades adopten e implementen políticas y planes integrados para promover el uso eficiente de los recursos, la gestión integral ante los riesgos de desastre en todos los niveles, mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional respecto de la mitigación del cambio climático, la reducción de sus efectos y la adaptación a ellos.

¿Qué pasa con nuestra sociedad? Simplemente debemos reflexionar acerca de las causas y consecuencias del cambio climático de manera holística y trabajar para disminuir su impacto.

Solo tenemos un planeta y al ritmo de vida actual necesitamos 1,7 planetas para producir los recursos suficientes para satisfacer las necesidades de la humanidad, depende de todos nosotros que esta condición no se mantenga en el tiempo y podamos entregar a las futuras generaciones un planeta para vivir. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas