El prestigio de CIPER y la seriedad de sus investigaciones se desploman

En días recientes, el 14 de julio, el portal y/o página de CIPER dio a conocer un “reportaje-investigación” en que, a propósito de las indagaciones sobre el caso del senador Pizarro y sus hijos, hace mención a mi persona.

Dado el matonaje que ejercen determinados medios publicando y/o insinuando mentiras que desprestigian a las personas, he acudido a esta columna como única instancia de intentar contrapesar la mencionada publicación.

Lo hago después de haber intercambiado mails con la Sra. Mónica González, la que ante los argumentos de mi mail, me señala en su respuesta, “le pido que me envíe lo antes posible una breve carta donde diga lo que me expone en su correo”….”apenas Ud. me envíe la carta iré a hacer la rectificación yo misma sin pedir ningún medio de prueba”.

Después de aproximadamente 48 horas de haber enviado la carta solicitada por la Sra. González, en el día hoy, CIPER publica mi reclamo, pero, sin ninguna clara rectificación y mucho menos con un explícito reconocimiento a lo tendencioso, equívoco e irresponsable del reportaje.

Haciendo uso de mis derechos de ciudadano y aun estando consciente de que el daño ya está hecho, he iniciado una difusión de mi versión de los hechos de manera que los lectores puedan sacar sus propias conclusiones comparando todos los antecedentes.

Este es el texto de mi carta de rectificación y reclamo a CIPER 

“Sra. Mónica González Directora CIPER CHILE.

Con sorpresa y desencanto he leído el reportaje de CIPER de ayer en que, a propósito de informaciones e indagaciones sobre el caso del senador Jorge Pizarro y sus hijos, se me menciona de manera muy poco seria y algo mal intencionada (no sé por parte de quien de su medio).

Se inicia el texto con la "sugerente " frase: " Pero la cuenta de Benjamín Pizarro esconde otras transferencias que llaman la atención..." y de ahí pasan a mencionar una transferencia de 5 millones que Benjamín hizo a mi cuenta corriente del banco Santander en marzo del 2012. Posteriormente se adjuntan datos y "conexiones" personales mías qué no sé a qué apuntan o hacia dónde van.

Al respecto y para su información, Sra. González, soy felizmente casado con Angélica Cristi, madre de Benjamín Pizarro, desde diciembre del 2013, después de una relación de varios años. En efecto, Benjamín me deposit el monto en dinero que su lamentable reportaje publica, el año 2012, como parte de una venta que le hice de mi Peugeot 206, patente CSBJ 63-K. Aún más, años después he vuelto a vender otro auto al mismo Benjamín, a propósito de una renovación o cambio de autos que, como mucha gente, hago cada cierto tiempo. Este auto tenía como patente GTJC 61-K. En ambos casos, cualquier ciudadano y por supuesto sus “investigadores” Sra. Mónica, pueden constatar las respectivas transferencias entre el suscrito y Benjamín Pizarro en el Registro Civil.

Ud. o el autor del artículo podrán decir que no están afirmando nada, pero no hay que ser un experto en lo que en metodología de la investigación social se llama análisis de contenido, para concluir que el artículo, en la parte en comento, es inequívocamente tendencioso.

Ud. mejor que nadie sabe que al tenor de lo publicado, en el actual ambiente del país y con las sibilinas insinuaciones que hace el "investigador" de esta información que me implica, producen un daño objetivo dadas las conclusiones confusas que mucha gente puede sacar.

¿No podrían haber averiguado más exhaustivamente sobre el punto o llamarme para preguntarme lo que Uds. quisieran, antes de tirar una tan irresponsable y aún peor documentada información?

He sido un lector asiduo de CIPER y esto me duele profundamente. Espero que su medio repare esta situación, acorde con su opción ética y rigurosa que tantas veces le he escuchado a Ud. en diferentes medios y tribunas”´.  (Hasta aquí el texto de la carta)

En consideración a los irrefutables antecedentes anteriores, reitero mi emplazamiento a la Sra. González o al autor de la “investigación” para que, acorde con sus tantas veces explicitadas declaraciones de moral periodística y personal, haga un claro reconocimiento del error cometido y se disculpe ante el daño que me ha ocasionado, con palabras que vaya más allá del patético argumento de que “me trataron de ubicar muchas veces”, cuestión de suyo discutible.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas