ANEF-CUT ¿gato maula o mísero ratón?

Después de 20 años la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) renovó su presidencia. Raúl de la Puente (PS) dejó el mando y la posta es encabezada por Carlos Insunza (PC).

En línea con lo anterior, estos profundos cambios también se expresan en que ninguna de las fuerzas políticas representadas hoy consiguieron más de 5 candidatos(as) elegidos en su directorio nacional. Esto constituye una atomización de las fuerzas políticas que integran la ANEF. Se constituye en un tremendo desafío para el nuevo presidente obtener consensos al menos entre 12 de los 23  integrantes del directorio para llegar a acuerdos.

La ANEF integra la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) desde que ésta se creó en 1988. Su participación no es trivial. Lo hace en la actualidad a través de sus 250 asociaciones a nivel nacional, representando a más 80.000 trabajadores y trabajadoras en Chile.

A eso, hay que sumar el rol del actual presidente Insunza, quien en su calidad de Consejero Nacional de la CUT es el responsable de coordinar la Mesa del Sector Público (MSP), que agrupa a 15 organizaciones sindicales del sector público, además de conducir las negociaciones anuales con el Gobierno por el reajuste general.

La CUT está viviendo una grave crisis, quizá la más significativa en su existencia. El año 2016,  la cuestionada elección desarrollada en la Central apresuró la realización de un congreso nacional denominado Fortalecimiento de la democracia interna de la Central. Su objetivo pretendía aprobar reformas estatutarias que definieran un sistema de votación que permitiera materializar - entre otros cambios - las elecciones universales. Las fuerzas disidentes de la actual CUT han sido enfáticas en indicar que las modificaciones votadas en el pleno carecen de mínimos democráticos. El cuestionamiento se agudizó al evidenciarse que las nuevas elecciones que se realizarán en abril próximo mantendrán el actual sistema de votaciones. Una posible elección universal se llevaría a cabo recién en el año 2020.

Bajo este contexto algunas organizaciones sindicales afiliadas a la CUT, como la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS), la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), el Sindicato Interempresas Nacional de Telecomunicaciones (SINATE) decidieron congelar su participación hasta que se restablezcan, al menos, garantías de elecciones universales y democráticas en el corto plazo y un sistema de representación que reconozca los principios de transparencia y probidad.

El actual escenario es una prueba de fuego para Insunza. Si apoya el actual frágil y vulnerable sistema de votación en la CUT será altamente cuestionado. Su posición es incómoda. El actual presidente de la ANEF es compañero de partido y de lista de la actual Presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa.

Mientras la ANEF anuncia que en Asamblea Nacional evaluará el destino de su participación en dicha Central, cabe preguntarse cuándo tendremos noticias de la ANEF y si el debate llegará a las bases sindicales ante una de las decisiones más complejas que deberá enfrentar la Agrupación: definir si congela o no su participación en la CUT.

Restando pocas semanas para las elecciones nacionales de la directiva CUT, cabe preguntarse ¿cuál será la posición de la ANEF? ¿Ocurrirá una discusión y análisis desde las bases sindicales sobre la captura política que podría poner en riesgos los objetivos de fondo del ya alicaído sindicalismo en Chile?

Los espacios democráticos no sólo deben serlo sino parecerlo. Se ejercen en cuestiones mínimas y en (enormes) detalles que para algunos parecieran ser hoy sólo un tema de forma.

Desde un rol ciudadano, me interpretaría profundamente que la ANEF defina democráticamente, analizando, discutiendo e interactuando junto a todas sus bases acerca de su destino, su rol (que no es sólo histórico) y su injerencia, antes de determinar su permanencia en la CUT.

Hoy más que nunca se hacen carne las palabras de don Clotario Blest: “La clase trabajadora chilena reclama y exige de nosotros, actitudes y posiciones definidas y no camufladas de un sectarismo trasnochado”.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas