Cobre ¿expropiar o más impuestos?

Pocas fueron las diferencias que se pudieron apreciar en el primer debate del Frente Amplio. Beatriz Sánchez y Alberto Mayol sucumbieron a la política de los consensos, aun cuándo se juegan (hoy por hoy) menos de 10 puntos en las encuestas.

Sin embargo, desde una similitud (el cobre como financiamiento de su programa), hay una diferencia relevante y que pasó desapercibida (el mecanismo para captar más rentas de la industria). Y es que mientras Beatriz Sánchez planteó la incorporación de más impuestos, Alberto Mayol propuso expropiar un porcentaje a las transnacionales privadas, 20% aproximadamente.

Una primera mirada sugiere que la propuesta de Mayol es más astuta, dado que no se limita a la recaudación, sino que también permite soberanía sobre un recurso estratégico, ergo capacidad de decisión sobre cómo desarrollarlo.

Sin embargo, hay casos concretos donde lo anterior no ha servido para la recaudación, y menos para generar estándares éticamente más aptos en la gestión.

Ejemplos hay varios, como en  Anglo American Sur, donde Codelco es dueño del 20% de la propiedad, y no ha podido frenar los mecanismos históricos que ha usado la transnacional para eludir impuestos,[1] o el caso de “El Abra”, donde Codelco es dueño del 49% de la propiedad, y sin embargo, a finales de 2015, mientras la estatal firmaba un pacto estratégico con sus trabajadores, para no despedir a ninguno, y afrontar juntos la baja en los precios del cobre, la minera privada desvinculaba sin contemplaciones a más de 800 operarios.

La propuesta de Beatriz Sánchez en cambio, es ideológicamente menos pura, pero tiene antecedentes de funcionar mejor. Incluso es bueno mirar en Chile un instrumento paradigmático, dada su simpleza en el cálculo y eficiencia en la recaudación. El 10% de Codelco que va a las Fuerzas Armadas.

Ese impuesto, de sólo un 10% sobre las ventas, le ha generado a las FFAA casi USD12.000 MM en los últimos 10 años, a pesar que la estatal solo controla 1/3 del cobre del país.

Gravar las ventas y no las utilidades, se justifica en un mayor control a la base imponible, dado que en la minería privada, ésta se ha reducido históricamente con diversas maniobras, operaciones de mercados futuros, o mediante alto nivel de deuda emitida desde empresas relacionadas en paraísos fiscales.

Mientras tanto Codelco, al tener un impuesto sobre las ventas ha tenido un férreo control sobre sus gravámenes. Y es que en tiempos donde no había debate, los militares eligieron para su propio financiamiento, un mecanismo que sabían funcionaría.

Por último, la propuesta de Sánchez pareciera tener también más viabilidad política, dado el nivel de incertidumbre asociado a las palabras, y  la conciencia que existe en los ciudadanos sobre sus recursos naturales. 

1. http://www.enlafontana.cl/2016/04/27/un-saqueo-en-disputa-parte-1/

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas