Conejos del Sombrero

No han sido pocas las sorpresas con que nos hemos encontrado en lo que va de esta nueva administración del Presidente Sebastián Piñera. Basta recordar que apenas asumió su mandato, nos emplazó a formar parte de instancias extraparlamentarias, para una labor que se realiza en conjunto con el Ejecutivo, pero a partir del trabajo legislativo.

En esta tradición republicana por excelencia, como lo es la Cuenta Pública,  seremos testigos como Congreso en Pleno  de los aterrizajes de los compromisos adquiridos. Pues bien, hasta ahora hemos recibido una impronta más bien concentrada en ilegitimar varios de los avances impulsados durante el gobierno anterior. Se requiere mucho más.

Mucho más que anuncios rimbombantes con declaraciones de intenciones o bien evidenciar la falta de gestión del erario nacional, como lograron hacer al acusar un desfinanciamiento presupuestario. En la vereda del frente, podemos decir que insistimos en manifestar nuestra voluntad política de construir unidad y consenso para la implementación de cualquier propuesta de política pública que vaya en concomitancia con un Chile desarrollado.

El país tiene la oportunidad de consolidar su recuperación económica y así seguir haciendo reformas que nos encaminen hacia una integración social y esa es una de nuestras prioridades. Consolidar el crecimiento económico no requiere de parafernalia comunicacional, necesita mucho trabajo, conversación y construir ideas comunes para avanzar en Diversificación Productiva e invertir en Innovación.

La reactivación económica no la lograremos bajando los impuestos a las grandes empresas y por cierto, no es suficiente una oficina para agilizar grandes proyectos, prometiendo  250.000 nuevos empleos, anuncios poco rigurosos a la luz de varios expertos.

Este gobierno debiera aprovechar la coyuntura más auspiciosa, pero no hemos conocido medidas que lo permitan para un crecimiento sostenible y permanente. Esperamos entonces, lineamientos consistentes para salir de la cobre-dependencia. Ya hemos sido testigos de anuncios llamativos a corto plazo, no es un error buscar algo más contundente.

Cuando se responde en base a lo coyuntural como en el caso de la Agenda Mujer, y su anuncio respecto a la “equidad” en Isapres, se puede volver a caer en la desprolijidad que ha caracterizado en  varios aspectos estos primeros meses de trabajo como inquilinos en Palacio.

Por ello, no esperamos conejos del sombrero, sino aquella hoja de ruta que tanta falta ha hecho para seguir un trabajo conjunto, espíritu con el que el Presidente Piñera buscó inaugurar esta segunda oportunidad que le dio el electorado de conducir el país hacia un Chile justo, con equidad social.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas