El gabinete de Piñera

Sebastián Piñera fue nuevamente audaz y no tuvo complejos en nombrar a personas que consideraba correctas para los cargos. Tomando las listas de los partidos, finalmente designó a quien quiso, dejando en claro la cuña prerrogativa presidencial. Acá algunos puntos sobre los nombramientos.

Fórmula probada, repite. Chadwick, Pérez y Larraín. Ahí se encuentra el grupo más pequeño de Piñera, y quienes - a su juicio - hicieron bien su tarea, además de ser buenos defensores del legado en su momento. Volvieron a los ministerios que trabajaron hace cuatro años, y nadie le cuestionó la decisión. Bastante alejado de esto nos encontraríamos nosotros, quienes celular en mano estarían criticando al Presidente o Presidenta electo.

La apuesta. La SEGPRES es por lejos el fierro caliente que nadie quería tomar. La dificultad que tendría ese designado, entendiendo la nueva configuración del Congreso, llámese Frente Amplio, independientes y la mayoría relativa que tiene Chile Vamos, se volvía más que una bendición, un problema.

Blumel se convirtió en ese bendito, y de pasada en la apuesta de Sebastián Piñera. Algo similar a la apuesta con Peñailillo, ojalá  tenga mejores resultados pues consolidarían a él y Evopoli como una generación dorada.

Las sorpresas. Educación y Relaciones Exteriores se volvieron los Ministerios más relevantes en este nombramiento. En el primer caso, no por las reformas de estos últimos cuatro años, sino más bien por el perfil del Ministro designado. Sus columnas causan ronchas, pero parece que a algunos parlamentarios se les olvida que 3.8 millones de electores prefirieron esa mirada de sociedad, considerando que nuestra legislación no tiene estipulada una aprobación - más allá de la mediática - de cada una de las personas elegidas, y además hay que considerar que el propio Piñera no ha dicho que terminará con la gratuidad, más bien que no avanzará en ella si no hay recursos.

En el caso de Cancillería, el nombre es poco ortodoxo, pero es un guiño claro a las posturas relacionadas con Venezuela, Bolivia, y otros países pocos amistosos de la democracia. La llegada de un converso es un golpe para la izquierda.

Por último, a todos nos sorprendió el nombramiento de Alfredo Moreno, pero darle una segunda vuelta al tema no parece ser tan sorprendente. El por qué se encuentra en la cercanía de ambos y el plan por reestructurar esta área social, que pareciera ser el legado por el que desea ser recordado Piñera.

No olvidemos que al salir electo Sebastián Piñera se eligió por una visión de sociedad; lo que han dicho, escrito o gritado los designados antes de serlo no interesa mucho.

A excepción que hayan sido posturas extremistas o antidemocráticas, existe una hoja de ruta y es el programa presentado para postular al cargo que fue electo. Habrá que esperar el 11/03, o quien sabe el 21/05.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas