El Manifiesto del Partido Laborista inglés y lecciones para el socialismo chileno

« When Labour wins elections, it is the people and not the powerful who win ». Jeremy Corbyn. 

En estas semanas, el Partido Socialista chileno está realizando su Conferencia Nacional de Organización y Programa “Salvador Allende Gossens”. Esta instancia busca que la militancia pueda debatir sobre el presente y futuro del partido, esto además con el fin de diagnosticar la situación actual que vive el progresismo chileno. Por lo tanto, definiría la hoja de ruta del PS chileno, tanto en los puntos programáticos como también en su estructura y organización.

El Manifiesto del partido laborista inglés, nos parece un contrapunto interesante para el análisis, aunque el contexto de Chile e Inglaterra son distintos, los problemas que el socialismo vive son comunes.

El socialismo en diferentes partes del mundo está viviendo una preocupante realidad: se ha alejado de la gente, ha sufrido retrocesos electorales y su base ideológica es cada vez menos clara.

Por esto, la posición adoptada por el Partido Laborista propone dar un giro total en cómo formular una alternativa política que mejore la realidad,  en la que actualmente viven, la mayoría de los ingleses. Esto, puede ser un interesante inicio para que el debate no sea solo algo netamente electoral. Para ello, dentro de las diversas estrategias desarrolladas por el laborismo inglés, se destacan dos instancias, The Mmanifesto bajo el slogan “For the many, not the few” (Para muchos, no para pocos) y la plataforma Momentum

Primero, The Manifesto es el proyecto político, económico y social que el Partido Laborista sale a las calles a presentar a través de sus redes sociales y  en las calles con la ciudadanía. Han logrado tener sintonía con lo que las personas en Gran Bretaña están demandando, ante la desigualdad social que viven, porque muchos de sus militantes también las perciben.

Propone 12 puntos de transformación, que nacen por el diagnóstico que hacen los laboristas, entre otras cosas, de la caída en el nivel de vida, la inseguridad en el empleo y las deudas que tiene muchos jóvenes ingleses, según el prólogo de este documento escrito por el líder laborista Jeremy Corbyn. 

Lo interesante del documento, no es sólo que tiene una retórica de izquierda idealista, si no que es una propuesta viable y responsable para lograr una mejor calidad de vida para las personas en el Reino Unido.

En Chile, mejorar la calidad de vida puede estar referida, en parte, a que las personas logren percibir que nuestra sociedad necesita pensiones dignas, trabajo seguro, sin discriminación, igualdad, acceso a la salud y a la educación, entre otros tópicos.

Tal como lo presenta “The Manifesto”, es un programa que propone crear una economía que trabaje para todos, hacerse cargo de la inmigración, los Tratados y relaciones internacionales, asume la importancia del derecho a la educación, al  buen trato y condiciones justas en los lugares de trabajos, a la seguridad social, a viviendas dignas para todos, al cuidado en la salud y el tener comunidades más seguras.

El socialismo chileno debería, tal como lo hace el “The Manifesto”, hacerse cargo de problemas medioambientales, del transporte y el bienestar de los animales. Además, potencia el deporte y el acceso a la cultura.  

Otro de los elementos que los socialistas chilenos deberían considerar es la propuesta que realiza “The Manifesto” para profundizar la democracia interna y la equidad social. Esto implica que el Estado asuma y proponga terminar con las desigualdades sufridas por las mujeres, la comunidad LGBTIQ, la diversidad y las personas con capacidades diferentes. 

Al leer “The Manifesto”, se puede concluir que tiene un carácter inclusivo y justo, no muy distinto a lo que la sociedad chilena demanda. Entonces, ¿cómo volver a tener la sintonía con la ciudadanía?

En momentos en que los partidos políticos sufren deslegitimación y desconfianza por parte de la gente, el desafío está en fortalecer la relación con la ciudadanía y no de cara a la ciudadanía, pues nosotros somos parte de la población, por lo tanto, tenemos que tener la responsabilidad, el lenguaje adecuado y la empatía para reconocer los errores y proponer una alternativa coherente con lo que demanda la gente. 

Respecto a la estructura interna del Partido Laborista y cómo ellos se enfrentan constantemente en campañas y también para diferenciarse en forma y contenido con los conservadores, utilizan la plataforma “momentum”, la cual ha sido considerado el más exitoso grupo de campaña del ala izquierda en la política inglesa.

La organización de base fue preparada para apoyar a Jeremy Corbyn y otros políticos de la franja al interior del Partido Laborista.

Luego de perder las elecciones generales el año 2015, el propulsor de momentum decidió abrir el liderazgo futuro y comenzó a convocar a los británicos para ingresar a las filas del laborismo, para dar la batalla interna ya que al interior del partido existe el conservadurismo.

El propósito es simple, si crecen y se unen, podrán usar sus habilidades y energía para enfrentar cada desafío directamente, tanto al interior del partido como en la cotidianidad social.

Actualmente, han logrado ser una fuerza con miles de personas donde varios de ellos, anteriormente, se oponían al partido o pertenecían a grupos de izquierda como el Partido Socialista de los Trabajadores.

Este grupo, también conocido como Corbynista, ha generado temores en los conservadores al interior del laborismo, pues ha logrado instalar, en espacios estratégicos, a miembros de su corriente.

Por ejemplo, en enero del presente año, tres miembros de momentum fueron elegidos miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Trabajo, el cual es un área que gobierna la dirección general del partido. Otra característica de esta plataforma es que ha logrado incorporar a la gente joven en sus filas, lo cual también resulta un desafío para el partido socialista chileno. 

Las dos estrategias, están construidas de acuerdo con el contexto político, social y económico del Reino Unido. Pero pueden ser una base para Chile. A pesar de que personajes públicos en Chile han planteado que “Corbyn es la moda”, caricaturizando el liderazgo político y la intención de cambiar una sociedad sumergida en la desigualdad, dejando de lado la autocrítica y sin reconocer las buenas formas de ejercer la política. 

Ojalá que las y los socialistas que  se han hecho parte de las instancias participativas, puedan aprender de las lecciones que nos dejaron los últimos cuatro años. Para evitar un retroceso conservador, es necesario volver a construir desde y con la ciudadanía un proyecto país que sea de todos, con visión de futuro y progreso.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas