Encapuchado chilensis

Los violentos incidentes del pasado 21 de mayo tuvieron como principales protagonistas al encapuchado chilensis, una figura que se ha hecho habitual en el paisaje político nacional.

Estos vándalos y saqueadores no pueden ser calificados de estudiantes o jóvenes idealistas, pues son lisa y llanamente delincuentes, quienes utilizan las protestas o manifestaciones para descargar su resentimiento social, entre otras motivaciones desconocidas para el suscrito.

¿Cómo controlarlos? Además de la labor de prevención, represión y de inteligencia de carabineros y la PDI se requiere un fuerte liderazgo y voluntad política para enfrentarlos y suprimirlos.

En Francia, cuna de la “libertad, igualdad y fraternidad” las manifestaciones sindicales o ciudadanas son claramente organizadas y delimitadas.

Recuerdo que un oficial de la Gendarmería Nacional me explicaba que para reprimir a los manifestantes agresivos y violentos - los que nunca faltan, me aseguró- se utiliza el modelo de las Falanges Romanas, tanto para defenderse de sus embates como para arrestarlos.

En una ocasión, en una protesta no autorizada de camioneros, uno de sus dirigentes quiso cruzar la barrera de control policial con su camión. Cuando intentó hacerlo se le advirtió que si lo hacía, los disparos de disuasión no sólo irían al motor de su vehículo, sino que en caso de amenazar la vida de los funcionarios de Gendarmería, éstos dispararían a la cabina del camión. El citado dirigente desistió, ante tal advertencia, de su iniciativa.

En Estados Unidos, en caso de desastres naturales y de grave alteración del orden público, el Gobernador del Estado afectado está facultado para convocar a la Guardia Nacional (ex milicias), la cual está constituida por reservistas y es eminentemente militarizada.

En los desórdenes de Ferguson, Estado de Misuri, en el año 2014,  el Gobernador Nixon solicitó la ayuda de la Guardia Nacional para reprimir los actos de violencia y saqueos derivados de la muerte del afroamericano Michael Brown a manos de un policía.

Por otra parte, me pregunto si el encapuchado chilensis sería tan valiente para expresarse, de la forma como lo hace en nuestro país, en la Plaza Roja de Moscú o en la capital de Corea del Norte, Pyongyang.

Finalmente, a título personal, suscribo y apoyo íntegramente la carta del General Director de Carabineros Bruno Villalobos referidas a los lamentables sucesos de este 21 de mayo.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas