Estado comunitario, un debate pendiente (III parte)

Continuando con el debate sobre un Estado comunitario, lo fundamental es comprender que la incorporación de la comunidad organizada, a través de orgánicas comunitarias, no solo es la incorporación de un grupo de interés más, dentro del mapa de actores, sino que corresponde a las personas que son parte de ciertos problemas públicos y que se transforman en parte de la solución, comprendiendo que el fin último de la política pública debiese apuntar al bien común.

Un Estado de características comunitarias mejora la gestión pública y tiene efectos directos sobre la equidad, la superación de la pobreza y la protección social, logrando una gestión eficiente del gasto social.

De esta forma, se integra de forma efectiva y real al actor comunitario y a la ciudadanía en general, cumpliendo roles de co-responsabilidad, superando la mirada del ciudadano-cliente, que no solo quiere satisfacer necesidades y deseos, sino ser parte y forjador de sus condiciones de vida.

Lo anterior permitiría disminuir los niveles de desconfianza que existen actualmente en el país, los cuales van mermando el sistema político democrático y republicano.

Se debe desarrollar una profunda reforma del Estado para modernizar y hacer efectiva los mecanismos de participación ciudadana y participación comunitaria, que permita generar capacidad técnica y política a dichos actores, con acuerdos y compromisos que sean vinculantes, y que se pueda integrar los componentes de participación a las diversas fases o etapas de una política pública, no quedando solamente en la etapa de validación final.

La reforma del Estado y modernización de la gestión pública requiere un Estado fuerte, abierto, eficiente y eficaz. Con una mayor profesionalización de la administración pública, la exigencia de transparencia y rendición de cuentas, con importantes sistemas que garanticen la probidad, que sea previsor y con capacidad de reacción frente a la emergencia de situaciones de alta complejidad, que incorpore cada vez más las nuevas tecnologías de la comunicación y las informaciones (Tics).

Se debe considerar un Estado comunitario más robusto en su capacidad planificadora, reguladora y fiscalizadora, que fomente la profundización democrática y participativa, que sea un Estado fuertemente regionalizado, con capacidad emprendedora, innovador, con clara responsabilidad en su gestión, con disciplina fiscal, que ejerza un liderazgo en la planificación estratégica y, por lo tanto, comprometido con un proyecto de país. En definitiva, que genere las condiciones para una gestión pública moderna la cual incorpora permanentemente el valor público.

Un aspecto esencial en una reforma del Estado lo constituye el fortalecimiento de la entidad comunal como manifestación de la presencia de la primera línea del Estado frente a la comunidad, nos referimos a la municipalidad, que debe jugar un rol fundamental en un Estado comunitario.

Para impulsar una transformadora modernización de la gestión pública, se requiere mucho diálogo con las asociaciones gremiales o sindicatos del sector público. De manera que comprendan que cualquier proceso de modernización será previo intercambio de opiniones y consultas con dichos dirigentes, escuchando su opinión y recogiendo sus aportes.

Un Estado comunitario se construye con la participación de todas y todos, especialmente con los trabajadores/as del sector público, sin olvidar el aporte de las y los altos directivos públicos.

Se espera que con una reforma del Estado, al formalizarlo y conceptualizarlo como un Estado comunitario, estemos haciendo un aporte para construir un Estado de Chile al servicio de la persona humana y cuya finalidad sea la de promover el bien común, en el marco de los respetos a los derechos humanos.

Se aspira a un Estado de Chile moderno para el siglo XXI, que incorpora las tradiciones democráticas y republicanas pero que recoge una institucionalidad innovadora en la participación vinculante de los/as ciudadanos/as y de las organizaciones comunitarias y sociales que han colaborado en construir el país.

Se pretende la construcción de un Estado comunitario que sirva de instrumento para la generación de un nuevo modelo de desarrollo humano con la participación, coordinación y aporte de todas y todos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas