Las candidaturas de Trump y Ossandón

El 20 de enero de 2017 asumirá Donald Trump la Presidencia de los Estados Unidos. ¿Cómo éste reconocido empresario y actor mediático logró acceder a tan alta instancia?

Primero lo hizo venciendo en forma indiscutida en las Primarias del Partido Republicano, diferenciándose  de sus rivales por medio de discursos encendidos, polémicos y sarcásticos en algunos casos. Sin embargo, pese a las controversias que esa retórica provocaba, en el fondo estaba denunciando situaciones que llegaban a las fibras más íntimas de muchos norteamericanos, en especial a los denominados “blue collar”, es decir, aquellos empleados de poca jerarquía y obreros.

Sus promesas de campaña fueron, entre otras, “make America great again” (hacer América grande nuevamente); aplicar un control restrictivo para impedir la inmigración irregular, hoy residen entre 11 y 30 millones de indocumentados en Estados Unidos ; ser recordado como el Presidente de “La Ley y el Orden”, respaldando con ello la función policial en el control de la seguridad pública y el combate al terrorismo; un aumento sustantivo del Presupuesto de Defensa, debido a que según informes de especialistas, el poder bélico de esta potencia se encuentra muy debilitado.

A lo anterior, debe sumarse su permanente crítica mordaz al “establishment” y  a todo aquello que huela a “políticamente correcto”.

Su contendiente, Mrs. Hillary  Clinton, ex Primera Dama,  Senadora y ex Secretaria de Estado, con vastos conocimientos y experiencia en la arena política interna e internacional, fue incapaz de superarlo. Las causas de su derrota son variadas, sin embargo hay coincidencia entre los analistas que su falta de empatía con la gente,  el manejo imprudente e irresponsable de emails clasificados cuando era Secretaria de Estado, provocaron su derrota, entre otros factores de relevancia, según esas fuentes.

Por otra parte, la campaña presidencial norteamericana provocó una profunda división en la opinión pública, algo inédito, que no se veía desde hacía muchos años. Tal fue el grado de animosidad, que la gran mayoría de los partidarios de Trump optaron por no expresar abiertamente su adhesión. Asimismo, los medios de prensa y las encuestas tampoco le favorecían, por lo que el silencio parecía una estrategia razonable.

Pese a la adversidad, Donald Trump se impuso y se convertirá en el 45 Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Por otra parte, en el extremo austral del continente americano, otro candidato de tinte republicano comienza a subir en las encuestas, pero con un estilo distinto en la forma de difundir su mensaje. Sin embargo, el contenido de sus propuestas abordan temas que la ciudadanía también señala como importantes.

Me refiero al senador Manuel José Ossandón, quien durante su carrera política se ha caracterizado por ser crítico del “establisment”, es decir, de aquellos políticos que a toda costa desean mantener sus cargos y prebendas.

Asimismo, hace poco tiempo denunció la necesidad de regular la inmigración ilegal (en estricto rigor debería hablar de inmigración irregular), pues aunque la migración es un aporte para la cultura y el desarrollo de los países, ésta requiere que sea segura, ordenada y regulada.

Por otra parte, el Senador Ossandón ha insistido en defender a ultranza la labor de la Fuerza Pública, tanto ahora como en su calidad de Alcalde de Pirque y luego Puente Alto, como una forma de prevenir y combatir adecuadamente a la delincuencia. Ha afirmado que durante su Gobierno empoderará a carabineros e Investigaciones de Chile, indicando que se debieran garantizar  más derechos para las policías y menos para los delincuentes.

Finalmente, cuando comparo las ideas y características principales de ambas candidaturas no pretendo asimilar ni las conductas públicas ni privadas de los actores en cuestión, ni tampoco intento equiparar esas candidaturas pues son completamente disímiles, no sólo por las características de los países involucrados sino que también por la forma de sus respectivos sistemas electorales, los montos de dinero invertidos en éstas, etc.

Simplemente quiero destacar algunas mínimas coincidencias, aunque esto pareciera ser muy osado en estos días, sobre todo en la arena pública, donde cualquier idea diferente es cuestionada.

Por lo mismo, no matemos al mensajero - en este caso, el suscrito - por el contenido de su mensaje. Los invito simplemente a reflexionar, como decía un ex profesor de filosofía.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas