Francisco, al fin atinó

El Papa, mal informado, por sus hermanos Cardenales y Obispos chilenos les  envió  una sentida carta, en cuyo texto trasluce, un profundo dolor,  revelando una enorme   frustración  que puede llegar a  concretarse en nuevo Cisma en el Vaticano, la potencial renuncia del Pontífice.

Confiesa que le  mintieron hasta la saciedad, los colegas obispos. James Hamilton acusa al cardenal Errazuriz  de ocultar  la verdad sobre los hechos de abusos permanentes, asociación ilícita, violación impropia, abuso sexual, favorecimiento de la prostitución de menores, un cúmulo de cargos, que deben ser  juzgado por los Tribunales, para que la impunidad no siga reinando.

Francisco  viajó a Chile, a  contactarse con su grey, esta le dio la espalda. La gira fue un fracaso total, por la  escasa presencia eclesiástica y  de fieles, producto de las  odiosas divisiones y peleas internas que se traslucían  a diario.

El Papa resintió el golpe, por más que trató de  justificar lo injustificable,  reflexionó  ante sus desafortunados dichos. Constató  que “algo huele mal, muy mal” en la Curia Chilena: se olía y respiraba un aire enrarecido que lo  dejó intranquilo.

No dudó en  asumir su responsabilidad, aunque tarde, más vale tarde que nunca, cuando se trata de enmendar rumbos en aspectos de moralidad y credibilidad publica.

Atinó al enviar al cardenal Charles Scicluna, en carácter de investigador, sobre las reiteradas denuncias recibidas, las que se perdían en el limbo, era imposible seguir ocultando la basura bajo las anquilosadas alfombras palaciegas de Obispos cuestionados.

El meticuloso y profesional trabajo realizado por el enviado papal, al parecer rindió los  esperados frutos. Sin piedad el investigador entregó un informe lapidario con 2.300 páginas y 64 testimonios, los que ahora sí fueron escuchados, con plenas garantías y absoluta seriedad  sus declaraciones  seguirían el conducto regular. Al fin llegaron a manos del Papa.

¿Qué imagen más vergonzosa  hemos dado como país’

Se dice que Francisco lloró amargamente, al leer y releer tanta atrocidad cometida por sus hermanos en la Fe, precisamente aquellos que  deben guardar el mayor respeto por las personas, más aun si estas  son niñas y niños.

No basta con pedir perdón. No basta con mandar una nota a sus queridos hermanos en el Episcopado. No basta con reconocer tardíamente el daño inferido a tantos por tan pocos “malandras” como diría el argentino sucesor de Pedro.

Hay que hacer cirugía mayor y total, sacar las manzanas podridas que ensucian y dañan la familia cristiana, será una faena ejemplar, para volver a confiar en las palabras del Evangelio, expulsando a los que no cumplen el mandato  para lo cual fueron nombrados hoy enquistados en algunas  Diócesis del país. Karadima  el otrora poderoso cura de El Bosque los recomendó.

Son nueve los Obispos que deberán irse, no hay que meterlos todos en el mismo saco, por el contrario la mayoría  de ellos son dignos,  transparentes, y fieles a su mandato,

Vaya nuestro reconocimiento y admiración, ellos están pagando el descrédito y la vergüenza, por unos pocos infieles, los que nunca debieron ostentar tales cargos sacerdotales. Nunca olerán a “ovejas” sólo al perfume  de su intrínseca maldad, mientras violentaban a sus inocentes víctimas.

Francisco tiene el deber histórico de limpiar la casa de todos, tiene la obligación moral de dar una categórica señal a los católicos del mundo, tiene que velar, porque la Iglesia la formamos principalmente los cristianos de base, sin ellos son solo templos vacíos.

Conoce a quiénes son, a los que tiene que exigirles la renuncia, cuando estén frente a frente, en el Vaticano donde los citó, el resto es “verborrea” o quedarnos en las “universalidades” como bien  señaló en su oportuna misiva  a la Conferencia Episcopal Chilena.

En lo que a Él le toca, reconoce y así quiere que lo transmitan fielmente, “que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada” “Ya desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacerlo también personalmente, en las próximas semanas, en las reuniones que tendré con representantes de las personas entrevistadas.”

Francisco, no es infalible, supo atinar a tiempo. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas