¿Sueñan los androides con "muñecas" electrónicas?

Leo que en San Diego California se fabrican muñecas sexuales dotadas de inteligencia artificial y que “sus pedidos no dan abasto”. Aclara que de sus clientes, sólo el 1% “es raro”.

Francia, Gran Bretaña, España y Alemania ya tienen burdeles en que todas las prostitutas son androides.

“Sexo sin piel, sin pálpito, sin semen, sin sangre, sudor, lágrimas, sin alma, vale, pero sexo”, comenta la española Luz Sánchez Mellado.

¿Qué diría Freud de este sexo con un cuerpo máquina sin órganos?

Quizá habría que vaciarse del cuerpo interno justo en el momento antes de copular con una “cyborga” (mujer “maquínica”), al estilo japonés. Es decir, hacerse un cuerpo sin órganos con un “sepuku”, y convertir la “pequeña muerte” francesa del orgasmo en ¡una  gran muerte!

¡Hummmm!, muy sangrienta la opción para ser práctica. Además sólo se puede realizar una vez.

Podría ser mejor tenerlo con una zombie, o muerta viviente. El riesgo-eso sí-, es la contaminación con la putrefacción interna. ¡Descartada!

Bueno, quedarían las terribles mujeres lobas, si uno está dispuesto a terminar gravemente mordido y arañado. Además de tener que esperar la luna llena, e ir al hospital por las heridas, habría que  vacunarse antes contra la rabia. (¿Y si hay escasez de vacunas?)

¡Momento!, ¿Y la mujer Diosa?... Demasiado perfecta, lo que puede generar un complejo irreversible de inferioridad con inhibición neurótica completa.

¿Y el sexo virtual? Vacío, vacío, vacío. Copular con la nada es muy angustioso.

No queda más que volver a las mujeres comunes y corrientes, humanas como uno, y tener sexo con el amor, con la belleza, con  la fealdad, el alma y el espíritu.

Ahora bien, respecto a si los androides sueñan con prostitutas electrónicas, la respuesta no está en Freud, sino en lo que se conoce como la críptica “funtorialidad del matemático Langlands*: “Las representaciones automorfas de un grupo reductivo de seres humanos y androides, estarían relacionadas con las representaciones de Freud de un grupo dual, por medio de las funciones Ls, las del sexo”.

¿Qué me dice de esta la unión entre el sexo, los androides, el amor y las matemáticas? Un híbrido monstruoso. Quién lo hubiese pensado.

Bueno, acabo…con mi desvarío y me despido de Cy -Lina. Es la hora de mi psicoanálisis.

*Aclaro que me tomé algunas licencias para hacerla más amistosa y entendible para el público lego; en caso de legítimas dudas, pueden recurrir a Wikipedia. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas