Chile oculto y esperanzador

Se dice que Chile es un país aburrido y mediocre y que eso lo sabe todo el mundo, especialmente los propios chilenos. No todos, por cierto; algunos le sacan el bulto a esta incómoda verdad. Pero hasta en Chile suceden cosas que bastan para levantarle el ánimo a cualquiera. Estos acontecimientos siempre están ocurriendo al margen de la idiotez farandulera cotidiana y por supuesto lejos de toda difusión mediática.

Nos encontramos con estos sucesos de improviso, nos asaltan, por así decirlo, y por eso mismo se transforman en verdaderos regalos que nos ayudan a soportar la mediocridad y las barbaridades de los políticos, las mediocridades mediáticas y las consecuencias de la ineptitud nacional que por todas partes nos acosa.

Uno de estos hechos que en los últimos días he podido comprobar con mis propios ojos, es la inaudita existencia del Club Científico de Peñalolén dirigido por el físico y astrónomo Carlos Contreras. No es broma, existe un Club Científico en Peñalolén.

Este Club posee un Boletín que se difunde por Internet. En el, se pueden encontrar las principales noticias científicas que circulan en los medios internacionales. El Club, además, cuenta entre sus miembros a uno de los mayores constructores de telescopios artesanales en el mundo, Ricardo González, que tiene un registro de unos 400 espejos para telescopios construidos, y corregidos a fracciones de la longitud de onda de la luz. El telescopio con espejo de 50 cms. de diámetro es el más grande que ha construido. De gran calidad óptica tiene una estructura desarmable que permite transportarlo en la maleta de un automóvil.

Además, a través del Boletín nos enteramos de que existe una red de “telescoperos”, es decir, de constructores de telescopios dirigida por Roberto Zepeda, que ya ha hecho 4 reuniones – congresos.

En la Escuela Valle del Choapa de Illapel se hizo una presentación a los niños de los siguientes objetos construidos: lupa binocular, copiador de formas de agujas metálicas, el fluído-caleidoscopio, la Fuente de Herón, el cohete de agua, telescopios, etc. Zepeda preparó un galvanómetro de brújula, que hacía mover ¡con una pila de... vinagre!

Dentro del Club funciona un departamento de robótica en el que se enseña a los vecinos de Peñalolén a construir robots.

Un muñeco que dibuja, un robot cargador para colegios, otro que hace figuras de ajedrez de madera, una fresadora de tres ejes, una perforadora de tarjetas, un robot que apila y distribuye ladrillos, “Margarita”, el robot dibujante, la “rana René”, bailarina, y el robot cargador en una versión elegante.

Además, un robot que juega al gato y El Exápodo, que es un robot de 6 patas que se mueve como un insecto y realiza la secuencia de movimientos necesaria para avanzar, retroceder, girar a la izquierda y girar a la derecha. Posee tres emisores infrarrojos y detectores que indican si hay obstáculos en el camino y donde están.

Carlos Contreras propone construir en Santiago un modelo del sistema solar de grandes dimensiones, en que el sol será una esfera transparente de 3 metros de diámetro ubicada en la estación Av. Grecia del Metro, y los planetas se ubicarán en la Av. Grecia y terminarán con Plutón en la cumbre del cerro de San Ramón a 12,7 Km de distancia. De seguro lo va a hacer.

Cada cierto tiempo el club organiza una exhibición de los telescopios en la Municipalidad de Peñalolén. Los vecinos pueden mirar las estrellas a partir de las 20 horas. No, no está soñando, todo esto está sucediendo, es verdad.

Lo que pasa es que se nos pierde Chile. A lo mejor lo que llamamos Chile no es el plato que se nos sirve diariamente a través de los medios y que se nos atraganta cada vez que se nos pide que nos lo traguemos.

Hay un Chile que existe bajo cuerda, que está sofocado y que cuesta que nos muestre su hermosa nariz.

A lo mejor es posible que algún día logremos emocionarnos también nosotros escuchando la canción Nacional sin pensar en Pinochet y los milicos, sino con el recuerdo esperanzador de este sorprendente Club Científico de Peñalolén.

Ver www.clubcientifico.cl y a recuperar las esperanzas muchachos, que se puede.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas