Inolvidable combatiente de la libertad, adiós Anita González

La noticia del fallecimiento de Ana González de Recabarren  llena de dolor a quienes vimos en ella un ejemplo de vida. A pesar del hecho que la tragedia de la desaparición forzada en manos de la DINA de su marido, Manuel Recabarren,  de dos de sus hijos, Luis Emilio y Manuel, y su nuera Nalvia Mena, ella fue siempre una luz generosa e inspiradora.

Nortina, tocopillana, militante del Partido Comunista desde muy joven, se incorporó a la Agrupación de familiares de Detenidos Desaparecidos en 1976 convirtiéndose, junto a Sola Sierra y Viviana Díaz, en una de sus figuras emblemáticas.

A pesar del dolor y la tragedia que embargó su existencia, nunca se quejaba, prefería mostrarse alegre, coqueta, sorprendiendo siempre con su sentido del humor y su atrevimiento, subiendo a los escenarios ataviada con sus ropajes característicos, recibiendo el cariño de los muchos jóvenes que la sentían tan cerca, tan auténtica, tan respetable, tan única que era imposible no sentir una honda cercanía con su tormento y admirar la nobleza con que enfrentó sus días.

Echaremos de menos a esta mujer hermosa, valiente, digna, que no se doblegó al odio y cuya lección fue su dignidad incorruptible.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas