Saludo en estas fiestas

Este es el instante en que tenemos que escribir cada momento de nuestra historia, la cual debiera ser el resultado de una nueva consciencia individual y colectiva, motivada por los valores de justicia, equidad, reconciliación, solidaridad, paz, amor y compasión.

El nacer es un proceso que demanda una transformación del infinito a lo finito, para volver diariamente al infinito.

Este es el desafío, ¡alcanzar la capacidad de renacer en cada segundo de la vida, hasta volver al infinito!

Este camino llama a entender en profundidad la “alquimia” de nuestro origen: los elementos, los símbolos, y los procesos de auto-realización que esta alquimia representa. Parte de una auto-realización es formar un todo entre nuestro ser material y espiritual.

El imperativo de hoy es hacer de este mundo material lo mejor que podamos, juntos, como un todo, como un colectivo interdependiente.

El lema en estas fiestas debe ser, yo soy porque tú eres y tú eres porque yo soy.Buscar la interdependencia perfecta.Será sólo en ese momento cuando respetaremos y conviviremos armónicamente con todos los seres vivientes de este planeta.

Si no entendemos esta alquimia del origen, será muy difícil que nos orientemos correctamente a nuestro destino. Un destino que establece las bases para pasar de lo material a lo infinitamente espiritual.

La economía, la política, el trabajo, el descanso, y todo en nuestra vida cotidiana forma parte de estos procesos. Todos y todo tiene una dimensión espiritual, una semilla que debe renacer constantemente para dar los frutos que esperamos. Todo tiene geometría, todo tiene un ritmo perfecto, y debemos acercarnos a esa geometría y a ese ritmo perfecto.

Los desajustes tienen costos muy altos a través de enfermedades de la mente, cuerpo y alma.Constaté vivamente durante este 2013 los impactos que tienen los desajustes políticos. Pero estos son solamente un ejemplo de una matriz de actividades humanas que marcan nuestro destino.

Que estas fiestas sean maravillosas para todos y cada uno de ustedes. Que los hogares estén llenos de bendiciones y de una fuerza especial que permita a nuestro país renacer a un nuevo espacio de equidad, justicia, solidaridad, reconciliación, paz, amor y compasión, lo repito.

Que protejamos lo que tenemos, y que es nuestro.Que veamos los espacios necesarios para darles un futuro real y feliz a nuestros hijos, nietos y bisnietos.Que entendamos que la naturaleza es el fiel reflejo de nosotros mismos.El cuidado del medioambiente es la expresión externa de cómo cuidamos nuestro propio ser interno.

¡Felices Fiestas!

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas