Salvemos la enseñanza básica de Santiago

Aunque resulte increíble faltan cupos desde pre-kinder hasta 6° básico en la mayoría de los establecimientos de la comuna de Santiago. Algunos lo atribuyen a la llegada de los inmigrantes, pero otros acusan la falta de  preocupación de las autoridades de Educación.

Cuando el año escolar 2018 se encuentra en pleno desarrollo hace más de un mes en todos los colegios y escuelas del país, en la comuna de Santiago hay padres y apoderados que no saben qué hacer porque sus pupilos aún no encuentran un cupo en un colegio de la comuna en la que habitan.

Lamentablemente, en casi todas las escuelas, aproximadamente 290, existen largas listas de espera, pero no corren ya que es difícil que recién iniciadas las clases alguien quiera irse, salvo por alguna circunstancia extrema. El problema afecta mayoritariamente a los cursos de pre kinder hasta 6° básico.

Los apoderados recurren al ministerio de Educación, al municipio y al colegio pero, en ninguna parte le entregan una solución.

Pese a la gravedad del problema pudimos averiguar que en las sesiones del Concejo Municipal el tema apenas se ha tocado, sin buscar una solución. En el municipio se comenta que el problema es del ministerio de Educación y en este dicen que el responsable es la alcaldía.

En esa misma línea se habla de “falta de organización, coordinación y previsión” entre el municipio y el gobierno saliente y el entrante. Pero, el problema se presentó ya el año pasado y las matrículas para 2018 se coparon en agosto y septiembre y no se abrieron más cursos.

Las versiones que señalan que la culpa es de la cantidad de inmigrantes que han llegado al país nos parece aventurada e indeseable pues alienta cierto grado de xenofobia. Aunque profesionales del municipio capitalino dijeron que no es la causa principal sino la de “preocupación real” y otros errores que se han cometido. 

Como presidente de  la Fundación Santiago nuestro y ciudadano, creo que la migración es una oportunidad para los colegios públicos y para los sostenedores en el sentido de tomar las medidas y planes respectivos para poder dar acceso a matrícula ante las distintas solicitudes de nuestros connacionales y de nuestros hermanos latinoamericanos y al derecho consagrado en la Constitución que es el acceso a la educación.

Lo importante es lograr  que todos los niños tengan matrícula y puedan comenzar a estudiar a la edad que corresponde y para ello solo falta una mayor preocupación y planificación de las autoridades.

En la comuna de Santiago en los últimos cuatro años la cantidad de estudiantes extranjeros ha aumentado en un 72% y actualmente representan a un 16% del total de los alumnos.

Chile ha suscrito los derechos del niño, siendo uno de los más destacado el derecho a la educación, por lo cual el Estado debe dar soluciones de emergencia y de larga duración a este grave problema de falta de matrículas en los  niveles  pre-básico y básico.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas