Las Bibliotecas Públicas y el cuidado de ellas

Esta vez quise escribir sobre las Bibliotecas Públicas porque son lugares democráticos, inclusivos y no discriminan clase social. Las adoro por eso. Las considero lo mejor de la ciudad, creo que soy socia en al menos cuatro de ellas. He conocido a muchas personas que trabajan con probidad en ellas y con ganas de que la gestión sea prolija y otras personas que trabajan en ellas porque no tienen o no buscan otra alternativa.

¿Por qué lo invito a usted visitar una Biblioteca Pública? Por ejemplo usted puede ir a leer el diario u otro boletín que esté disponible, también suelen haber flyer informativos de las actividades que se vienen o que están pasando en la ciudad.

Si usted no tiene dinero para pagar Internet, puede visitar una biblioteca y navegar por su correo electrónico o también puede buscar diferentes sitios web en caso de que busque un nuevo trabajo.

A su vez, si quiere concentrarse en algo específico la biblioteca es el lugar ideal para hacerlo. En la Biblioteca de Santiago hay salas especializadas para estudiar y en la Biblioteca pública de Providencia hay terrazas al aire libre para instalarse, servirse un café y disfrutar de un buen libro.

Si tiene tiempo y se aburrió de vitrinear o ver que comprar, puede ir a la biblioteca, no gastar dinero y usar el tiempo de manera productiva, mirando algún libro que le interese o que despierten inquietudes de acuerdo a sus gustos.

¿Por qué lo invito a conocer las bibliotecas públicas? En relación al Servicio de préstamo de libros a domicilio o para leer en sala son geniales para los amantes de la lectura como yo o como usted que está leyendo este artículo y quizás se siente como un ratón de biblioteca.

Lo que importa al interior de ellas es que las personas (trabajadores y visitantes) la cuidemos, no sólo quienes trabajan en ellas, sino quienes las visitamos, ya sea cuidando el mobiliario, los horarios de apertura y cierre, el aseo y el material bibliográfico que hay en el lugar para que después pueda otra persona utilizar los libros o las revistas. De esa manera los libros viven, no tan solo siendo un objeto para adornar el living de su casa o considerándolos un objeto fetiche.

Las bibliotecas públicas entregan ese acceso que ha sido negado más bien por una cuestión ideológica y económica. Y aquí es donde me quiero enfocar en el cuidado que promuevo hacia ellas.

A veces he visto que quienes trabajan en las bibliotecas pasan mucho tiempo ordenando las cosas que la gente usa en ellas. Las bibliotecas no son una tienda,  son espacios para reflexionar, leer, estar tranquilos junto a un libro, una revista o una enciclopedia. Hay personas que ven el espacio público y lo adoptan para sí mismos, como si estuviesen en su propia oficina sin pagar ningún insumo por ella.

También  he visto que escolares no comprenden bien su uso y les cuesta respetar las normas. Por ejemplo si ven un enchufe, lo usan para cargar el celular, eso en el mundo de hoy no es grave, creo que es peor y lo vi en una ocasión que escolares conectaban planchas de peinar para alisarse el pelo, (fue gracioso verlas hacer eso) se entiende que los adolescentes viven en el mundo de los pájaros y ese mundo abstracto es exquisito, pero chicos respeten algo. Tengan y tengamos conciencia de los espacios de todos y todas.

A su vez, considero que en las Bibliotecas Públicas tiene que trabajar gente con real liderazgo o al menos con ganas de permanecer en el lugar,  con capacidad de trabajar en equipo para a su vez, potenciar a todo el personal. Desde mi punto de vista  el trabajo mancomunado funciona, sobre todo si te encuentras con colegas que les gusta lo que hacen, o con personas de otras profesiones que cohesionan formando buenos equipos.

Eso sería todo por hoy, intento decir cosas que a todos de alguna manera nos parecen, pero en la práctica no las hacemos porque parecemos más máquinas y hacemos tantas maniobras a la vez, que a ratos ni siquiera nosotros mismos nos cuidamos. Este es un intento de creer que se puede cuidar la biblioteca y el espacio público.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas