Aniversario de Carabineros y su crisis institucional

La celebración de los 90 años de existencia de Carabineros de Chile coincidirá con una crisis provocada por un fraude financiero cuyo valor ascendería, por ahora a USD 30 millones de dólares, culpabilidad que recaería en altos oficiales de esa institución.

No obstante lo anterior, esta grave crisis no es comparable a lo ocurrido durante el la caída del Gobierno del Presidente Carlos Ibañez del Campo (1931), momento en que los Carabineros se vieron obligados a retirarse de la calle por varios días, derivado del  asesinato de algunos de sus funcionarios por parte de opositores al citado gobernante.

Por lo expuesto, debemos recordar que Carabineros, independientemente de la encuesta de turno, goza de una amplia valoración ciudadana por su compromiso permanente con el “Orden y la Patria”. Su prestigio trasciende fronteras y por ello esta policía técnica y de carácter militar, es considerada  una de las mejores  a nivel mundial, y ha participado  en operaciones en el mantenimiento de paz en Bosnia Herzegovina, Haití, entre otros países.

Asimismo, una  crisis puede ser una  oportunidad y el anuncio de una reestructuración en Carabineros se celebra, pues se avanzaría  en el camino correcto. Por ejemplo, la Policía de Chicago de los años 30, que era ampliamente cuestionada por su inoperancia para combatir el delito es esa ciudad y enfrentar su propia corrupción, no habría podido superar sus falencias  sin una adecuada intervención y reestructuración decretada por el Gobierno de la época. (*) 

En este marco, deseo formular algunas ideas que podrían servir para una modernización en carabineros, tarea de todos.

Para intentar reducir la  percepción ciudadana de una alta tasa de criminalidad, deben mostrarse no solo cifras sino que también acciones concretas, por lo que debe dotársela de medios: drones, cámaras de seguridad, retenes móviles, un solo teléfono unificado (133) para todo tipo de emergencias, entre otros.

En el control del orden público, y en caso de protestas o manifestaciones violentas, debe permitírsele a las Fuerzas Especiales de Carabineros la utilización de sus medios disuasivos: carros lanza aguas, gases lacrimógenos y balines de ser el caso. Una protesta no puede significar agresiones a terceros ni a los propios funcionarios policiales, ni menos, ser una oportunidad para vandalismo, saqueos o destrucción de la propiedad publica y privada.

La constitución de una Dirección encargada del Turismo, en especial para atender ciudades como Valparaíso, Viña Del Mar, La Serena y Pucón. Por lo tanto, sus funcionarios deben capacitarse en idioma inglés y tener una fluida relación con los Consulados acreditados en nuestro país. Cabe recordar que el turismo es una importante fuente de divisas y varios países cuentan con una policía de esas características.

Se requiere una Reforma al Código Penal para elevar las sanciones penales y civiles a quienes agredan y causen lesiones a los funcionarios de carabineros en el cumplimiento de sus deberes y obligaciones.

En el ámbito administrativo, los carabineros que sean objeto de querellas o demandas con motivo del cumplimiento de sus funciones, serán defendidos por abogados de la institución. En Estados Unidos, la Policía tiene sus propios sindicatos y éstos velan por los derechos de sus asociados.

La constitución de una oficina para recibir denuncias de irregularidades e ilícitos (se incluyen acoso laboral y sexual) al interior de la organización. Los denunciantes deben ser amparados y protegidos. La  denuncia responsable debiera ser parte de la Doctrina institucional, porque pareciera un contrasentido que la Policía, cuya competencia primordial  es prevenir y combatir el delito, no pueda tambien ser objeto de una investigación criminal.

Fortalecer los controles internos, para lo cual la figura del General Inspector u otra es imperiosa. La Dirección de Asuntos Internos debe  pasar revista e inspección a todas las Unidades de carabineros, desde el nivel de Prefecturas hasta el más remoto Retén.

La Dirección de Inteligencia debe abocarse prioritariamente a prevenir el delito, y para ello se vinculará y  coordinará  con la Policía de Investigaciones (PDI) y  la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), dando cuenta de esa coordinación a las autoridades del ministerio del Interior competentes.

En este contexto,  enlodar o desprestigiar a una institución por la acción delictiva y desleal de unos pocos, es un acto injusto, gratuito y desproporcionado. Criticar es correcto, pero no lo es la injuria.

Como funcionario público me ha correspondido compartir en varias oportunidades con los carabineros, (en la Dirección del Ceremonial y Protocolo; en la OEA-AMERIPOL, etc.) y como lo he afirmado en otras columnas, los carabineros son seres humanos como todos nosotros, la diferencia es que arriesgan su vida todos los días por defendernos de los delincuentes, y nos apoyan en casos de emergencia y también representan con orgullo a Chile en el extranjero, en sus misiones policiales.

Es por lo expuesto, creo que debemos diferenciar a los culpables de un delito de la propia organización que fue víctima del mismo. El daño ha sido enorme para todos, ya que la policía chilena siempre ha sido históricamente una de las instituciones mejor evaluadas por su población.

Por últimos los invito a preguntarse, ¿qué pasaría si un día como hoy, los 60.000 miembros de carabineros decidiesen, tal como ocurrió en el año de 1933, abstenerse de cumplir con su obligación constitucional, como el garantizar el orden y seguridad pública? Las cosas solo se aprecian cuando nos faltan o las perdemos.

(*) Una unidad especializada a cargo de Eliot Ness para investigar y lograr finalmente detener y condenar al mafioso Al Capone. Con todo, algunos sostienen que esta Unidad Especializada tuvo un efecto más mediático que real, pero en esta vida la percepción de seguridad y confianza es importante, ya que antes de Eliot Ness, los ciudadanos de Chicago desconfiaban de su propia policía. Este suceso fue llevado a la pantalla en  “Los Intocables”.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas