Más tecnología para más emprendedores

 Además de facilitar la vida de personas y empresas en distintas partes del mundo, uno de los mayores impactos que ha traído consigo el desarrollo de la tecnología, es la de ser formadora y catalizadora de emprendimientos. Junto con un apropiado acceso al financiamiento público o privado, las buenas ideas tienen una altísima probabilidad de transformarse en negocios exitosos mediante un uso correcto e intensivo de soluciones y dispositivos digitales que cada vez están más al alcance de la mano.

De acuerdo a datos entregados por IDC, hacia 2020 el 40% de las 3.000 principales empresas latinoamericanas verán que la mayoría de sus negocios dependen de su capacidad para crear productos, servicios y experiencias mejoradas digitalmente. Si logramos visualizar, entonces, lo que la tecnología puede hacer por los pequeños emprendimientos, las oportunidades se multiplican exponencialmente.

TNS Gallup lo dijo en 2013, cuando el 84% de los ejecutivos de pequeñas y medianas empresas en América Latina afirmó que las Tecnologías de la Información son cruciales para fomentar la competitividad. A casi dos años de entrar en la tercera década del siglo 21, el panorama sigue sorprendiéndonos cada vez más.

Hoy no existe negocio alguno que deje de beneficiarse con la tecnología, en diferentes niveles: desde tablets para tomar pedidos en pequeños restaurantes, smartphones con GPS incorporado para trazar rutas eficientes en la entrega de comida, soluciones de creación para diseñadores, entre tantos otros, estamos frente a una fuente inagotable de posibilidades.

Por esto, cuando afirmamos “más tecnología para más emprendedores”, pensamos no sólo en los que ya se han aventurado en el camino propio, sino en tantas mujeres y hombres que aún no toman la decisión para dar el salto, pero que pueden apoyarse en lo digital para materializar sus proyectos y alcanzar el éxito.

Un aspecto relevante, y que viene como consecuencia de la proliferación de más y mejores emprendimientos, es el impacto que estos negocios pueden tener en la economía de Chile.

De acuerdo a datos entregados por Fundación País Digital, las empresas son uno de los tres pilares del desarrollo digital y se espera que hacia 2020, representen el 5,6% del total de la Economía de la información. Finalmente, no pensamos en los emprendimientos de forma aislada, sino en cómo, también contribuyen a la generación de empleos, alimentando un círculo virtuoso que trae buenos resultados para nuestro país.

Debemos fomentar el acceso a la tecnología para seguir construyendo el futuro de Chile, de la mano de sus creadores, de tantas ideas subyacentes, pero que laten con fuerza y que necesitan un pequeño impulso para florecer. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas