Menos contribuciones, un regalo para quienes tienen más

El pasado 11 de marzo, el presidente Piñera, desde el balcón del palacio presidencial, llamó al diálogo, a la unidad nacional y a cambiar el rostro del gobierno.

Entre las muchas medidas que planteaba para ello, destacaba el pago de una deuda histórica con los gobiernos locales y regionales: la transferencia de mayores recursos, atribuciones y responsabilidades, advirtiendo al mismo tiempo, que se les exigiría mucha mayor gestión, una mayor transparencia y una participación más activa de los ciudadanos.

Esto generó una serie de expectativas que se resumen en el anhelo histórico de que todos los ciudadanos y ciudadanas tengamos, al menos para el Estado, el mismo valor, representado en un per cápita municipal más justo y equitativo.

Mientras algunos municipios como Las Condes y Providencia, poseen cerca o más de un millón de pesos por habitante al año, otros como Alhué, también de la RM, no llegan a los noventa mil pesos, y la gran mayoría no alcanzamos a los doscientos mil, lo que constituye no solo un escándalo, sino que además representa el obstáculo más importante para construir una sociedad más justa, democrática y equitativa.

Todo iba bien hasta que los municipios nos hemos enterado de forma inconsulta y sin diálogo alguno, que Piñera ha decidido dejar sin efecto el reajuste de un 10% a las contribuciones programado para este año y dejarlo en un 7%.

Lo anterior sucede en un contexto en que una parte importante de los gobiernos locales, se encuentran ya en serios problemas financieros y económicos, por el traspaso histórico de nuevas responsabilidades, sin acompañar los recursos necesarios para ellas, lo que se repite hoy con un incremento del gasto en salarios que nos significará la nueva ley de plantas.

Cabe destacar también que el reavalúo de 2018 consideraba más de 6,6 millones de bienes raíces no agrícolas, de los cuales el 75% corresponde a bienes habitacionales, y el 25% restante a propiedades destinadas al comercio, bodegas o estacionamientos, en un contexto en el que el 60% de los bienes raíces no agrícolas están exentos del pago de contribuciones.

En menos de un mes de asumido el nuevo gobierno, ha tirado por la borda el llamado al diálogo y vuelve a transitar por el camino de profundizar las insoportables asimetrías que los municipios más pobres del país tenemos que sobrellevar en un país en donde la forma de financiarse solo reproduce y profundiza las enormes diferencias sociales.

Es importante destacar que casi el 80% de las propiedades existentes en nuestro país no pagan contribuciones y que la mayor parte de aquellas que no pagan, se concentran en comunas que tampoco generan mayores ingresos por la vía de patentes y otros derechos y que el reajuste planteado, solo afectaba de manera marginal, a las propiedades de más alto valor.

Y por si fuera poco, para hablar en el lenguaje que más le gusta a la derecha, según la OCDE y el CEP, las contribuciones son, entre todos los impuestos, el más difícil de evadir y el menos dañino para el crecimiento económico, que tanto le importa a los partidarios del gobierno.

La medida gubernamental avanza justamente en el sentido contrario de las recomendaciones más consensuadas en términos de aumentar la cantidad de recursos de libre disposición a los municipios de menores recursos, como una forma de palear las desigualdades y viene solo a profundizar el círculo vicioso de la concentración de la riqueza.

Resulta evidente entonces, que esta medida es un regalo a los que más tienen, perjudicando a los municipios más vulnerables del país, lo que al parecer viene a confirmar que los tiempos mejores, serán solo para los grandes empresarios y para los sectores más conservadores de nuestra sociedad, quienes desde el primer día de esta segunda administración de Piñera han visto reflejados de manera nítida y sin dobleces, sus propios intereses.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas