Debate presidencial, las temáticas que faltaron

Mucho se ha dicho que esta campaña ha sido la de los ofertones, en la que los candidatos se pelean los votos por quién ofrece más trabajo, más viviendas, más salud, más educación. Es decir todo lo que se plantea y propone es práctico al cien por ciento, buscando el bienestar y mejorar el entorno externo del ser humano.

¿Quieren suprimir el CAE?, saquemos el CAE.

¿Quieren educación gratis?, pongamos educación para todos.

¿AFP estatal? AFP estatal.

¿Y usted señora qué quiere?, okey, incluyámoslo en el programa.

Puede sonar a caricatura, pero la realidad está bastante parecida, y por lo mismo los comunicadores hemos caído también en esta sociedad utilitarista práctica, realizando preguntas en que la respuesta sea todo dato, concreto, aquí y ahora, fechas, límites.

Al ser esta semana el último debate presidencial, ya que el próximo domingo, se vota a dos Chiles muy distintos (como han dicho algunos) creo que era una muy buena oportunidad para tocar temáticas más bien antropológicas, filosóficas de las cuales derivan, por cierto, todas las propuestas prácticas que están en los programas de los candidatos.

Hubiese sido interesante saber de boca de ambos candidatos qué opinan de la vida y muerte, derivan el aborto, eutanasia, pena de muerte, defensa propia, huelga de hambre, suicidio, rol FFAA, salud, etc., de cuál es el núcleo de la sociedad- ¿la persona o la familia? ¿qué tipo de familia?); de la libertad, religión y derecho a la propiedad privada.

Y en este punto haberle preguntado a Alejandro Guillier si él está de acuerdo con la libertad de culto y lo privado, porque si es así, no se entiende que quiera formar gobierno con los comunistas que son en esencia agnósticos, totalitarios y no reconocen la propiedad privada. Y el precio de aliarse con ellos es caro. La Democracia Cristiana lo sabe. Y si de ahí ya partimos pensando distinto, muchas de las ofertas a los votantes difícil que lleguen a puerto.

Y no nos olvidemos de la ética, tan manoseada y a la vez perdida en éstos tiempos, eso que estudia el bien y el mal y sus relaciones con la moral y el comportamiento humano.

Y en ese comportamiento, ¿qué está primero? que un joven vaya gratis a la universidad o que un muchacho muera porque está en lista de espera dos años para una operación de especialidad?

Sería interesante saber de los candidatos qué derecho está primero, ¿a la educación o a la vida?

La ética en los negocios. Por ejemplo haberle preguntado a Sebastián Piñera, que tanto sabe de números, cuánto sería para él ético -en porcentaje- lo que debiera ganar máximo una empresa al año; o cual, dada la situación de Chile, debiera ser el sueldo ético mínimo de un trabajador y de un parlamentario.

Estas preguntas más de fondo logran que el ciudadano conozca al que quiere conducir al país y cómo conducirlo. Porque el Qué, es una derivación del Cómo en donde hay reflexión y ejercicio de pensar, de pensar el Chile que nos ofrecen, pero con argumentos que vienen de lo primero y a largo plazo.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas