Siempre comprometidos con la lucha feminista, la defensa de los DDHH y la unidad opositora

El 10 de junio, en un teatro Caupolicán repleto, conmemoramos 106 años de un acto tan osado y de vanguardia para su época, como fue constituir un partido obrero de orientación socialista, en medio de violentas represiones hacia los trabajadores en las pampas salitreras.

Fueron entre 27 a 30 obreros y empleados, encabezados por el preclaro obrero tipógrafo Luis Emilio Recabarren, los que fundaron en Iquique el Partido Obrero Socialista, el 4 de junio de 1912, siendo elegido Recabarren  Presidente.

En el acto fundacional estaba Teresa Flores, la única mujer participante, que nació y creció en una época y en un lugar en que a las mujeres les estaba vedado leer y escribir y debían dedicarse sólo al servicio “santificado” de la familia, encerradas en humildes hogares en los campamentos mineros. 

Teresa Flores, que fue la primera dirigente sindical, organizó a las mujeres para trabajar junto a los sindicatos, como comités de dueñas de casa y con iniciativas tan extraordinarias, novedosas y efectivas como las huelgas de las “cocinas apagadas”, que era una forma de incentivar a los hombres para que exigieran con más fuerza el fin de las imposiciones patronales que las sometían a una vida miserable.

Como ella, hoy, reconocemos las movilizaciones de estudiantes, jefas de hogar, obreras y profesionales, adultas mayores, mujeres indígenas. Los partidos, debemos dar curso a un proceso de educación que irradie hacia el conjunto de la sociedad, tras cambios culturales y de conductas a fin de erradicar toda forma de machismo, de acoso de cualquier tipo, de violencia hacia la mujer y de todo aquello que propenda a la desigualdad en el salario y el empleo, con normas y protocolos claros, para actuar y si amerita, sancionar conductas impropias. 

En otro plano, no aceptamos que se nos diga que todas las chilenas y chilenos fuimos por igual responsables del Golpe y de la violación a los Derechos Humanos, como se ha insinuado en el Mensaje del actual Presidente. No pretendan cambiar la historia, está muy claro quiénes fueron los golpistas, está muy claro quiénes fueron los violadores de derechos humanos y eso no lo vamos a olvidar jamás. 

El golpe cívico militar y la dictadura constituyen sin duda alguna el tiempo más dramático y complejo que debió enfrentar nuestro partido en su historia. Era difícil imaginar la profundidad y extensión de la represión desatada, la crueldad y la intensidad de las torturas, el trato inhumano, los crímenes, las vejaciones  y el exterminio que se cometió contra militantes de izquierda, dirigentes sindicales y sociales. 

Y no fue la defensa de la democracia y la libertad, ni la pacificación del país lo que motivó a los golpistas, era la toma del poder, el poder total, la impunidad, para hacerse de las empresas del Estado, para incrementar las utilidades de sus negocios, lo que queda más patente estos días con el escándalo de SOQUIMICH (y no sólo SOQUIMICH!) y la forma oscura y fraudulenta como se despojó al país de una de sus principales riquezas. La corrupción y el maridaje entre grandes empresas y políticos, es la continuación de esa misma doctrina de apropiación, control y privilegios de una minoría por sobre la mayoría del país.  

Formar la Nueva Mayoría, en un esfuerzo unitario de diversas fuerzas políticas, permitió avances sustanciales como, gratuidad en educación superior, desmunicipalización de la educación, carrera docente, despenalización del aborto en 3 causales, creación de los ministerios de la Mujer y de las Culturas, Reforma Laboral, Reforma Tributaria, regionalización y descentralización de la administración del Estado, entre otras leyes y reformas. 

En las últimas presidenciales sufrimos una derrota política electoral que en ningún caso desaloja la posibilidad de proponerse nuevas reformas, la mirada estratégica hacia el futuro sigue abierta. Hay temas de envergadura que deberán abordarse bajo el actual gobierno, por ello valoramos altamente la coordinación entre  partidos que formábamos parte  de la NM, entre sus bancadas y también en algunos aspectos con el  Frente Amplio y otros partidos. 

No estamos llamando a conformar una coalición, sino que avanzar en la coordinación y convergencia tras objetivos comunes y generar la capacidad de enfrentar a la derecha ahora y en los próximos procesos electorales.Hay que avanzar hacia una nueva convergencia social y política, de mayor cercanía con el pueblo, más amplia y diversa, no excluyente, con mayor capacidad de elaboración programática y de gestión, incluyendo una estrategia de desarrollo sustentable para Chile. 

El actual gobierno ha tenido un inicio confuso de medidas y contramedidas, sigue conformando comisiones a dedo, ajenas al parlamento, pero su producción de proyectos de ley es muy pobre.

Al parecer tiene temor de ir a discutir al Congreso, donde se aprueban las leyes, donde se debe discutir porque están todas las fuerzas políticas representadas y donde las organizaciones sociales y expertos pueden opinar de cara al país.

No tenemos ningún problema ni complejos para llegar a acuerdos en el Congreso sobre proyectos que sean positivos para el país y si no es así, indudablemente votaremos en contra. 

Piñera está postergando discusión de temas que son urgentes e importantes. Parece más interesado en alcanzar el liderazgo en las políticas intervencionistas en terceros países, lo que no es extraño si consideramos que representa a una derecha que usufructuó de la intervención norteamericana  para llegar al poder en Chile. 

Hicimos un emotivo aniversario, justo homenaje a más de 500 militantes, hombres y mujeres que ofrendaron su vida en esa batalla tan desigual, pero de objetivos tan preclaros para recuperar la democracia.

Ellos son portadores de la mayor lealtad al pueblo,se transforman en símbolo de la historia de nuestro partido, sus luchas y su forma de actuar consecuente. 

Por esta razón, el Comité Central, aprobación unánime del XXV Congreso Nacional, resolvió otorgar la medalla L. E.Recabarren, máxima distinción que otorga nuestro partido, a cada uno de las y los militantes, detenidos desaparecidos y ejecutados, o caídos en combate.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas