Sodano, Errázuriz, Ezzati, sepulcros blanqueados

Jesús en las siete maldiciones atacó a los fariseos, la curia vaticana de aquel tiempo, en forma brutal, usando un lenguaje directo y frontal. No se amilanó ante el poder que ostentaban, no les importó decirles en su cara hijos de asesinos, llenos de inmundicia, raza de víboras, hijos del infierno, ladrones y codiciosos.

Les dijo la verdad. La misma verdad que hoy les ha dicho el Papa Francisco a quienes le mintieron y defendieron la inmundicia y la maldad. 

Angelo Sodano fue gran amigo de Karadima. En la parroquia de El Bosque le tenía un sillón especial y le rendía permanente pleitesía cuando era Nuncio en Chile. Sodano, siendo designado posteriormente Cardenal y Secretario de Estado en la Santa Sede, en momentos que el querido Papa San Juan Pablo Segundo se encontraba muy debilitado y enfermo, usó todo su poder para designar obispos a los discípulos de Karadima. 

Sodano nunca quiso al querido y recordado cardenal Raúl Silva Henríquez. Nunca visitó la Vicaría de la Solidaridad, creada por don Raúl para defender a los chilenos de una dictadura implacable que asesinaba, torturaba, o hacía  desaparecer a los opositores o a los que pensaban distinto.

Nunca aprobó la gestión de don Raúl y fue quien se preocupó que a don Raúl , se le aprobara de inmediato su renuncia apenas cumplió los 75 años, cuando el cardenal Silva se encontraba en la plenitud de sus facultades.

Errázuriz es también un discípulo de Sodano. Ricardo Ezzati fue promovido por Errázuriz ante el poderoso e influyente Sodano para ser designado obispo, arzobispo y Cardenal.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas, que recorréis mar y tierra para conseguir un solo prosélito y cuando lo tenéis, le hacéis dos veces más hijos del infierno que vosotros!, dijo Jesús.

El propio Papa Benedicto XVI renunció a su Papado al constatar su imposibilidad de desterrar de la Santa Sede la hipocresía eclesial. En su homilía del miércoles de ceniza del 2013, pronunciada dos días después de haber hecho pública su renuncia, señaló que no se sentía con fuerzas para luchar contra los hipócritas que ostentaban y siguen ostentando el poder en la Curia vaticana. 

El Papa Francisco, con valentía y coraje está enfrentando la hipocresía de la misma manera como Jesús lo hizo hace dos mil años.

Jesús no buscó palabras suaves, frente a ellos les dijo.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas, que os parecéis a sepulcros blanqueados, hermosos por fuera, mas por dentro llenos de huesos de muertos y de toda suerte de inmundicias!

Así también vosotros por fuera parecéis justos ante los hombres, mas por dentro estáis llenos de hipocresía y de inequidad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas