Sociedad Internacional de música chilena

La cantidad de profesionales chilenos que por cualquier razón residen en el extranjero es alta. Varios de ellos han emigrado buscando mejores oportunidades laborales y una buena cantidad se encuentra realizando estudios de pos grado. En el caso de la música, intérpretes, compositores y musicólogos engordan esa cifra. Claro que cada uno haciendo sus cosas y la mayor parte de las veces sólo vinculado con otros compatriotas para celebrar las fiestas patrias o recordar el terruño. 

En noviembre del pasado año fui invitado a Viena a realizar una charla en el Primer Congreso Internacional de Musicología organizado por la Sociedad Internacional de Música Chilena SIMUC. En la oportunidad algunos chilenos residentes en el extranjero y algunos lugareños intercambiamos opiniones e ideas respecto del devenir de la música nacional especialmente desde la mirada de quienes por diversas razones nos encontramos viviendo fuera de Chile. 

Ya había sido yo incorporado en los registros de la SIMUC y a la vez informado de cada una de las actividades de esta organización. Pero grande fue mi sorpresa al evidenciar personalmente todo lo referente a la SIMUC. Tan grande y grata fue mi impresión que no puedo sino compartir todo lo que la SIMUC hace y cómo lo hace. 

Esta organización reúne a casi doscientos compatriotas entre intérpretes, compositores y musicólogos, la mayoría radicados en alguna parte del mundo y algunos residentes en Chile. Todos conectados gracias a las posibilidades que actualmente brinda la tecnología computacional e Internet. 

Liderados por el compositor Javier Party, quien vive hace ya varios años en Austria, el equipo ha logrado realizar una serie de actividades, entre las que se destacan festivales y conciertos, y últimamente la organización del ya mencionado Primer Congreso Internacional de Musicología que se realizó justamente en Viena. 

Debo destacar que los objetivos de la SIMUC, que incluyen la promoción y difusión musical y la asesoría para recién salidos de Chile, se logran gracias a que los miembros y especialmente quienes integran el Directorio, ponen a disposición sus redes de contacto, sus conocimientos y sus energías de la manera más desinteresada y generosa, poniendo por sobre todas las consideraciones el bien común de quienes la integran. 

A la vez, realizan una excelente labor al acoger a músicos que residen en Chile  y que realizan, pasantías o conciertos en los países donde la SIMUC tiene integrantes. Así, las actividades de los miembros son también difundidas por ellos logrando con esto presencia de Chile como país en las diversas actividades.

Se han adjudicado ya dos proyectos FONMUS del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile, un proyecto de Chile Global y algunos fondos locales de Austria. Con estos, están logrando una base de datos que reúne información de la mayor cantidad de músicos chilenos viviendo fuera, financiado el  Congreso aludido, varios conciertos y se encuentran preparando un disco compacto con música de compositores chilenos para canto y piano. 

La SIMUC también mantiene un blog en su sitio web, donde se publican columnas de opinión, experiencias y reflexiones de aspectos relevantes para la música chilena. Así mismo en este sitio se encuentra información de los músicos integrantes del colectivo y se encuentran preparando un catálogo de obras, de las cuales se encuentra la información para poder acceder a ellas.

Proyectos e ideas le sobran a la SIMUC y a su equipo de gestión. Por cierto que como siempre el factor financiero es la pared habitual.

Sin embargo esto no ha sido motivo para desanimar a esta organización y es así que ya está en sus carpetas la organización del Segundo Congreso Internacional de Musicología, el Ensamble Musical y otras iniciativas que seguramente nos llenarán de orgullo en el futuro cercano. 

Quiero yo por este medio agradecer a Javier Party y al equipo de la SIMUC por haber creado esta instancia e invitar al lector a divulgar la existencia de este colectivo que no hace sino divulgar el quehacer de quienes, como dije a principio, por las razones que sean se encuentran lejos de la tierra, pero que gracias a la SIMUC encontramos la manera de colectivizar nuestras actividades personales, nuestros conocimientos y el enorme patrimonio de la música nacional, no sólo en su desarrollo desde lo chileno sino también desde su integración a la cultura musical global.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas