Vuelven los sueños azules

 Arranca una nueva versión de éste irregular y alicaído campeonato de fútbol chileno. Se comienza con la llamada Copa Chile, que hace algún tiempo era un pariente pobre del torneo profesional. Fue creada en 1958 y ha sufrido varios cambios y se ha interrumpido por largos períodos y por diferentes motivos.

Se llegó a jugar con equipos de tercera y cuarta división. No había premio especial, a no ser por el honor de coronarse campeón. Luego y desde el 2009, quien fuese el campeón, se le designaba un cupo para la Copa Sudamericana y a partir del 2015, un mejor premio, que es el Chile 3, que significa una Pre-Libertadores, es decir, se mide con un equipo internacional en partidos de ida y vuelta y al ganar la llave, entra de lleno a la Libertadores.

Universidad de Chile flamante campeón Clausura 2017 acaba de ganar su primer compromiso por los puntos. Ha logrado esta vez, entusiasmar a sus adeptos con contrataciones, que a todas luces, fueron sugeridas y exigidas por su director técnico Don Ángel Guillermo Hoyos Bubbico, que es lo que corresponde por lo demás.

Arribaron de vuelta Rodrigo Echeverría desde Evento, se sube al primer equipo a Nicolás Guerra, de 18 años y que “enamoró” al profe. Vuelven a su casa, Isaac Díaz, que tendría, que suplir a Felipe Mora, nuestro goleador  del torneo, vendido a Méjico. Mauricio Pinilla, es casi seguro que también retorna a su casa al igual que Felipe Seymour, que hizo una muy buena temporada en la Unión.

Rafael Caroca, que por su pasado colocolino ha sido muy resistido por la hinchada, pero se comprometía a “mojar “ la azul y estoy segura, que al igual que Jarita y Don Bosé en su momento, nos tapará la boca. Finalmente llegó a su debut desde O’Higgins un “cabro” de una dinastía en que pasaron todos por la tienda azul. Francisco Arancibia, cuyo debut, fue el soñado del pibe. Marcando un gol, el primero en su carrera profesional y en la “U”, al igual que su tío Franz Arancibia, que hace más de 25 años (1991), debutó con la camiseta azul y marcó también su primer gol.

Se gana 2 por 0 a un Ñublense, que se paró muy bien frente a los chunchos, teniendo ocasiones de gol claras pero la superioridad por equipo y por nombres y una muy buena actuación del arquero suplente De Paul, evitaron cualquier amago de empate.

La “U” se vio y es obvio, con ripios sobretodo en defensa. Pero recordemos, que el plantel de Universidad de Chile que es tan rico, de mucha calidad dará dolores de cabeza a su entrenador, pero esos dolores, cualquiera se los quisiera. No se contó con los titulares que jugaron en la Copa Confederación, Jhonny Herrera, Jean Beausejour y Gonzalo Jara.

Me entusiasma este plantel y solo quiero, que su caballeroso y exitoso entrenador, continúe por la senda de los triunfos, porque los jugadores y todo ese pueblo azul, que los hace local en todo Chile, se lo merecen. ¡ A ganarlo todo!

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas