Degradación de bolsas plásticas en 5 años

El polietileno es uno de los principales tipos de plásticos con los que se fabrican las bolsas de dicho material, entre otros productos de uso cotidiano, como las botellas. Es altamente contaminante y está creando verdaderas islas tóxicas en el mar por su acumulación.

Siendo un hecho cada vez más evidente, en su intervención de este año en la Asamblea General de Naciones Unidas, la Presidenta de la República Michelle Bachelet, anunció el envío de un proyecto que prohíbe las bolsas plásticas en comunas costeras; a su vez, hizo un llamado a los otros países del continente a replicar la iniciativa, que debutaría en los próximos 12 meses.

Si bien algunos municipios a lo largo del país se han anticipado aplicando algún tipo de regulación en la entrega de bolsas plásticas, no hay una normativa legal que las prohíba taxativamente. Por tanto, este proyecto nos coloca en avanzada respecto de otros países en América Latina.

Como Universidad Arturo Prat nos hemos venido sumando con acciones concretas por un Chile sustentable, a través de proyectos de investigación o campañas de reciclaje que este año hemos impulsado fuertemente en la región de Tarapacá. Con orgullo podemos decir que somos pioneros en desarrollar un proyecto FIC que justamente va en la línea de degradar bolsas plásticas en la región.

Esto, a través de una bacteria que provocaría la eliminación de las bolsas en un máximo de 5 años, lo que reduciría considerablemente el tiempo de degradación, teniendo en cuenta que el plástico demora entre 100 a 400 años en degradarse.

Esta acción, sumada a las múltiples iniciativas públicas y privadas, nos tiene que llevar sí o sí a un cambio cultural que vele por el desarrollo armónico y el respeto de nuestra naturaleza. Pero además, las universidades públicas y sobre todo regionales, tenemos un rol en la formación de profesionales con sello sustentable pues vivimos de los recursos naturales.

Son las nuevas generaciones las llamadas a profundizar los cambios que necesitamos, y lo estamos viendo con entusiasmo día a día en nuestras aulas.

Sin embargo, este es un trabajo en el que todos debemos colaborar cambiando conductas al interior del hogar, mejorando las normativas relacionadas con el medio ambiente, invirtiendo en investigación y proyectos que nos entreguen mejores soluciones a los problemas de contaminación que hemos generado.

En resumen, hacernos responsables de nuestro pasado, presente y futuro…para tener uno.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas