Atención primaria de salud y Eunacom

Se ha suscitado un gran debate a partir de la demanda de médicos extranjeros de suprimir o modificar el Examen Único Nacional de Conocimientos Médicos (Eunacom), en el cual una alta proporción de los mismos han sido reprobados. Su reprobación dejaría, en las condiciones actuales, a más de 200 médicos que se desempeñan en la Atención Primaria de Salud municipal (APS),  sin posibilidad de continuar prestando sus servicios.

Siendo pertinente mantener este tipo de controles, podríamos cuestionar la forma en la que se hacen, que es una de las críticas que se realizan, señalando  que la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (Asofamech), sería parte interesada,  que para destacar la formación de los médicos que han estudiado en Chile sería demasiado exigente con los médicos extranjeros.

En ese caso, es pertinente nombrar a un grupo de trabajo de expertos, independiente, designado por el ministerio de Salud, para que examine el tipo de pruebas, prácticas y teóricas a que se somete a los médicos chilenos y extranjeros, con el objeto de establecer si efectivamente este examen favorece a los primeros y no es el adecuado para evaluar a los segundos.

Se requiere, también, que el perfil del examen se actualice. No sólo tienen que verse competencias cognitivas, sino también la capacidad de comunicación, empatía y proximidad para crear los lazos de confianza necesarios para el manejo de las enfermedades crónicas que dominan en Chile y que evolucionan durante más de 30 años. El aporte que pueden hacer los médicos extranjeros es favorecer fundamentalmente la APS municipal, pero muchos de los que obtienen su licencia para ejercer la medicina en Chile, una vez que han logrado establecerse, identifican un nicho de actividad donde podrían ejercer en forma privada y abandonan la Atención Primaria de Salud.

Su comportamiento no es radicalmente distinto al de los médicos chilenos, que consideran la APS como una estación de tránsito hacia la búsqueda de una formación especializada, que por una parte tiene más prestigio, pero sobre todo es la que genera más ingresos.

En consecuencia, si tomamos en cuenta estos factores, lo importante es cómo generamos una carrera en la Atención Primaria de Salud para que los pacientes de esos servicios no se vean expuestos a que el médico que los controla esté ahí por un año o, con suerte, tres años, cuando lo que necesitan es tener un médico con el cual se establezcan relaciones permanentes y que estén basadas en la confianza y empatía.

Se necesita no sólo mejorar la capacidad de manejar los conceptos de la patología médica y la terapéutica, sino que también atributos que tienen que ver con la capacidad de comunicar, escuchar y enseñar, que es lo necesario para que los pacientes generen cercanía con sus tratantes.

El problema del Eunacom si no se liga al desarrollo de la APS, y la falta relativa de profesionales en ese campo, no va a tener nunca solución, en consecuencia:  se debe mantener el Eunacom, un filtro indispensable hoy día en Chile y en todo el mundo.

También, hay que generar una carrera que permita un desarrollo profesional con un mejoramiento de la capacidad de intervenir, por parte de los médicos de la APS, que esté acompañada de una carrera con incentivos económicos, que permitan que permanezcan en la atención primaria.

Esto debería ser uno de los objetos de debate, cómo enfrentamos al mismo tiempo el problema de la Eunacom y las necesidades de la APS, siendo esta última un instrumento extraordinariamente importante en el mejoramiento de la salud, de la calidad de vida, de la disminución de la discapacidad y de la mortalidad prematura de los chilenos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas