Conflicto de interés en el PPD

Junto al abogado Marcelo Castillo y un grupo importante de militantes y dirigentes del PPD que incluía a diputados y a los alcaldes de Chile Chico y Tortel el día 11 de octubre del 2012 presentamos al Tribunal Supremo del PPD la petición de expulsión de Daniel Fernández Vicepresidente Ejecutivo del proyecto Hidro Aysén y militante del PPD. Muchos de nosotros habíamos apoyado y sido parte del movimiento Patagonia sin Represas que por ese entonces movilizaba a millones de chilenos de todo el país y especialmente de la región de Aysén.

¿Por qué es importante recordar esta acción hoy en el seno del debate interno del PPD luego de las derrotas parlamentarias y Presidencial?

Porque el hecho de ser Daniel Fernández, un militante del PPD, el Vicepresidente Ejecutivo del proyecto Hidro Aysén, se contradecía con la postura de un número importante de militantes, dirigentes y autoridades electas que apoyábamos las reivindicaciones y acciones del movimiento Patagonia sin Represas.

Que un militante de nuestro partido ocupara el máximo cargo de gestión del proyecto constituía una profunda contradicción tanto ética como con los mínimos principios aceptables para un militante de un partido político que defiende el medio ambiente.

Esta doble militancia es una manifestación evidente de las cuotas de poder que no solamente cuidan algunos líderes del PPD sino la “vieja guardia transversal” que privilegia espacios de poder y que no le interesan los cambios que enfrenta Chile ni los nuevos desafíos ciudadanos.

A principios de enero participé en el desarrollo de un foro/debate de la Fundación Participa “30 años del PPD, claves para el futuro del progresismo” en donde uno de los participantes del debate fue el ex Ministro y candidato a Presidente del PPD (que apela a una lista de consenso) Francisco Vidal, quien en lo más profundo de su reflexión sobre la derrota y la situación de descrédito del PPD, planteaba como ejemplo de la incoherencia y desconfianza al Partido la situación ocurrida con Hidro Aysén.

Con el mismo ejemplo Francisco Vidal desarrolló su discurso en el último Consejo General del PPD realizado hace pocas semanas dando énfasis en la falta de coherencia del PPD como principal elemento de la crisis actual.

En el Tribunal Supremo del PPD de la época hubo voto de mayoría para que Daniel Fernández siguiera en el PPD, lo que no impidió en los meses siguientes el proyecto lentamente terminara cayéndose a pedazos pese a las amenazas reiteradas a través de los medios de comunicación del Vicepresidente Ejecutivo de Hidro Aysén.

Es relevante en el contexto actual de incertidumbre, de interrogantes y diagnóstico con respuestas a medias del debate interno del PPD lo que realiza Vidal en su análisis, ya que demuestra lo desdibujado y antojadizo de algunas propuestas y conclusiones. La principal defensa de Daniel Fernández ante el Tribunal Supremo fue una lista de prominentes dirigentes del PPD y de la difunta Concertación apoyando el proyecto; en la página 12, en el número 2 de la lista está Francisco Vidal con una declaración como Ministro en apoyo al proyecto que aparece en importantes medios de la época.

La conclusión que fluye naturalmente, es que la crisis de confianza y legitimidad ciudadana por la que atraviesa el PPD encuentra su explicación en la incoherencia de algunos de sus personeros ante la acción y reacción en temas relevantes para los chilenos, que se concreta en el caso del candidato a presidir el PPD (lista de consenso) Francisco Vidal que en un esfuerzo “renovador” se tiñe de verde y trata de cruzar a una vereda en la que nunca ha estado.

La renovación urgente del PPD requiere buscar una nueva síntesis que incorpore interpretaciones frente a los desafíos del país y a los temas y procesos actuales, para eso debemos iniciar una renovación profunda sin miedo al debate y que presente nuevos liderazgos dejando atrás ambiciones y cuotas de poder en el marco de una elección abierta y competitiva.

Hay que recomponer una fuerza política de vocación mayoritaria y progresista que permita coherentemente restaurar la confianza de los chilenos y chilenas, lo que precisamente representó el bastión del Partido Por la Democracia en su fundación.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas