Pilar Armanet y la elite del PPD

Hay muchos que piensan que es mejor declarar invisible estos temas, estos debates democráticos, declarar invisible lo que no quieren ver o lo que no les conviene ver. La lógica parece ser, “lo que no se nombra no existe.”

Pero el conflicto existe y en el radica el verdadero debate interno del PPD.

Está claro que no formamos parte de un partido homogéneo, no podemos reducir todo a una sola lógica y olvidamos otras que son mayoritarias entre los militantes y dirigentes.

Sin embargo, algunos pretenden seguir dominando las ideas y acciones frente a una mayoría hasta ahora silenciada. En todo partido democrático puede haber muchas miradas y propuestas pero cuando se ha adoptado una definición de fondo a largo plazo en apoyo a una Reforma relevante para el Gobierno y para el país como fue el rechazo al lucro en la Educación, por todos es sabido que es una posición formal y profunda del PPD.

La acción realizada por Pilar Armanet ante el Tribunal Constitucional representa una vez más esta contradicción y debate interno que hoy más que nunca se debe expresar no solo internamente sino también públicamente, ya que representa en lo más profundo la deslegitimación del PPD con sus principios, su acción política y como se relaciona con los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país.

Esta acción es parte de lo que llamamos “partido del orden”, una red de dirigentes de distintos partidos (Concertación/Nueva Mayoría), que se mueve transversalmente y representa muchas veces intereses predominantes de grandes grupos económicos chilenos y extranjeros.

A esta “vieja guardia transversal” no le interesan los cambios que experimenta nuestro país ni los nuevos desafíos que requieren altura de miras y desprendimiento, sólo priorizan sus espacios de poder.

Fueron los mismos que se opusieron y plantearon excusas permanentes a las Reformas del Gobierno de la Presidenta Bachelet y que ahora se sienten orgullosos de las editoriales en defensa de Armanet en La Segunda, La Tercera y El Mercurio.

Para estos “dirigentes” este caso es emblemático porque su desenlace no solo afecta al PPD, es también un ejemplo para todos los partidos que pertenecieron a la Nueva Mayoría, es un ejemplo más de su poder y control.

Así lo demuestra la defensa de Pilar Armanet frente al Tribunal Supremo del PPD, su red de apoyo y protección encabezado por su abogado Samuel Donoso y su defensor público Sergio Bitar que prontamente será investigado por la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados por la creación del CAE.

Esta vinculación es evidente y su defensa a Pilar Armanet tiene directa relación no con la diversidad interna del PPD, no con la democracia interna, sino con esta política pública incoherente y que benefició en más de $ 150 mil millones entre 2016 y el 2011 ala Banca nacional y permitió el aumento de la matrícula y recursos invertidos en desarrollos inmobiliarios de las Universidades Privadas.

Debemos recuperar la confianza de los ciudadanos, necesitamos profundizar este debate interno en el PPD, es tiempo de cambiar, de escuchar y comprender los desafíos del Chile de hoy.

No hay iniciativas y es necesario reimpulsar un proyecto transformador, profundizar la democracia, la ampliación de las libertades, la generación de equilibrios sociales, el ejercicio de la solidaridad y ayudar a recomponer con altura de miras la oposición.

Debemos enfrentar un proceso de renovación profunda que permita iniciar un nuevo camino con otra forma de sentir y hacer la política, solo de esta manera lograremos que los chilenos y chilenas renueven su confianza y vuelvan a apoyar al PPD.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas