Yo también me atrevo

No me interesa el “voto útil”. Cuando luché por la defensa de los derechos humanos, con riesgo total, no pensé en la utilidad que ello podría tener ni me asusté por los riesgos. Asumí conciencia y desde la ética responsable de un compromiso que entendía ineludible, inclaudicable, irrenunciable. Mi padre me enseñó que con la conciencia intranquila no se puede dormir ni vivir. Ni siquiera lo hice por testimonio: sólo responsabilidad como cristiano, como chileno, como humanista.

Voto por Carolina Goic con el convencimiento de que es la mejor alternativa para quienes creemos en la ética como principio rector del quehacer público y los que aspiramos a un cambio en la sociedad hecho en forma seria, profunda y constante, hacia una mejor vida.

El país vive un clima enrarecido, violento, donde las descalificaciones y las agresiones; las mentiras y los insultos; las verdades a medias y la mediocridad están a la orden del día. La única de los candidatos y candidatas que no ataca, que no insulta y que, por el contrario, llama a la unidad del país, es Carolina Goic. Por eso me es confiable.

Sé que ella no hará una revolución y que sus ideas económicas irán lentamente hacia el cambio de régimen. Probablemente ella administre con mayor eficacia y cambie solo lo que sea posible concordar con la mayoría de las fuerzas políticas. Ella no encabezará la cruzada transformadora en la que yo sueño, pero dará tranquilidad a un país que se mueve entre la ira y la desesperanza, enfrentando la avidez de los de siempre y la mediocridad de quienes no son capaces de proponer sino eslóganes vacíos.

Ella no nos llevará a la derecha. No retrocederá en las reformas. Corregirá, profundizará, propondrá caminos nuevos. No será el gobierno de las minorías, sino que abrirá espacios para la solidez que Chile necesita en esta hora.

La búsqueda de la unidad de los chilenos que quieren la unidad, la pasión por hacer las cosas bien, la solidez de los principios y el respeto por las personas, la recuperación de la confianza entre todos, la recuperación de las clases medias y las orientaciones valóricas que nos llevarán a cuidar lo público, proteger el medio ambiente y fortalecer la libertad, son parte de las tareas en que ella está empeñada.

Goic da tranquilidad de que nadie será despedido arbitrariamente o por sus ideas de los cargos públicos, pero perseguirá con dureza y decisión toda forma de corrupción.

Sus objetivos se centrarán en gobernar de un modo diferente, donde lo importante no es atarse a los cargos o responder a intereses focalizados y pequeños, sino hacerlo de modo inclusivo, responsable. Sin por ello dejar la audacia de lado ni olvidar que muchas veces las sociedades necesitan iniciar aventuras con entusiasmo y dedicación.

Chile necesita un gobierno que lidere a los ciudadanos para ir en busca de una forma nueva de relacionarnos y un estilo distinto de hacer las cosas.

Con su inteligencia, su preparación, su energía joven y su experiencia, podrá encabezar equipos que vayan mucho más allá del partidismo o las duras posiciones de quienes consideran que el diálogo es debilidad o que la capacidad de decidir es propia de tiranos. La justa medida. Ella está en esa maravillosa edad que define el proverbio árabe, “tiene la juventud para poder y la madurez de saber”.

Yo voto por Carolina. Me da confianza que su atrevimiento, su osadía, se sustenta en la fuerza espiritual, en el capacidad de formar y conducir equipos y en la necesidad de un pueblo entero por recuperar las ganas de soñar, de reír, de alegrarse.

Ella, sin atacar a nadie, sin descalificar ni maltratar, nos guiará por caminos en los que transitaremos sin el ceño fruncido ni el miedo o la desconfianza a cada paso.

Yo voto por Carolina Goic porque en sus ojos veo un camino nuevo y ello me permite recuperar la esperanza de vivir con alegría y aspirar a un futuro mejor para todos los chilenos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas