Respuesta a la columna "Graves irregularidades en el concurso de Fondo de Artes Escénicas"

Como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio es nuestro deber dar tranquilidad a los artistas y agentes culturales y asegurar que sí se entregará el Fondo de Artes Escénicas 2021, más allá de interpretaciones legales que confunden y buscan sacar un rédito político perjudicando a los propios trabajadores y trabajadoras de las culturas.

La creación de la Ley de Artes Escénicas significó la concreción de un viejo anhelo de los trabajadores del sector, posibilitando la valoración y visibilización de las disciplinas, los artistas, agentes y sus obras, proporcionando un impulso significativo para la cultura del país.

Esta ley sectorial permitirá hacer frente, desde el Estado, a las problemáticas de las artes escénicas, mediante una estrategia conjunta a través de una mirada transversal, que incorpora a las disciplinas artísticas, las regiones y las distintas etapas de la cadena de valor.

Somos conscientes de la importancia de la presente convocatoria del Fondo, sobre todo porque entrega oportunidades y soluciones esperadas largamente por el sector, cuyo carácter de urgente se acentúa en un escenario de crisis sanitaria

Entendemos la preocupación de las trabajadoras y trabajadores de las artes escénicas. Para tranquilidad de todas y todos, tenemos la convicción de que este proceso es legal, según lo dicta la jurisprudencia administrativa. Que el reglamento (que ya se encuentra en la Contraloría General de la República) no se haya dictado y publicado, no impide ejercer las facultades que la ley nos ha encomendado.

Esperar la completa tramitación del reglamento, considerando el contexto actual,  implicaría dejar sin ejecución los recursos 2021 de la actual convocatoria, ocasionando un perjuicio directo a los trabajadores de las culturas, puesto que las disciplinas cubiertas por dicho fondo no podrían ser abarcadas por otra convocatoria, en base al principio de legalidad del gasto.

Tiempos como los actuales, además de un apego al marco legal, requieren flexibilidad, criterio y creatividad. Las críticas, para ser constructivas, deben enmarcarse dentro de los límites de la buena fe, sin olvidar que el fin del Ministerio es cumplir con sus funciones de cara al sector artístico cultural.

Seguiremos destinando el tiempo que sea necesario a la búsqueda de soluciones que, dentro del marco legal, permitan abordar de la mejor manera posible  la situación de los agentes, espacios y organizaciones culturales en este complejo momento, sin dejarnos confundir por opiniones que solo enredan el proceso de implementación de una nueva institucionalidad, que va en directo beneficio del desarrollo del sector y el fomento de las expresiones culturales de nuestro país.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas