La defensa salvó al invicto

La “U” sigue sin derrotas en la Sudamericana y de visita. No trabajaron todos iguales y no hubo ideas para apoyar a Eduardo Vargas. El gol de visita y la localía le otorgan mayor opción en la revancha por el paso a la final, que se jugará el próximo miércoles 30 en Santa Laura

Enfrentar a un grande del mejor fútbol del mundo y en su casa no era tarea fácil, por más que la “U” estaba invicta y con mucha confianza en la Copa Sudamericana. Y más difícil era el entorno, ya que la cancha de los brasileños tiene las dimensiones máximas, lo que obligaba a un mayor esfuerzo. Además con las cámaras de TV detrás de los arcos y público en ese sector.

Y era de temer, porque en la competencia local disputa el título y en los partidos de la Copa había anotado 13 goles en su estadio (8-3 a Aurora de Bolivia y 5-2 a Universitario de Perú).

Y el inicio del partido fue de susto para los azules. Los brasileños atacaban por el centro y disparaban de distancia, que puso en aprietos al arquero Herrera, quien afortunadamente respondió bien.

Por el sector central, había desconcierto, ya que Lorenzetti no ayudaba mucho a Díaz y Aránguiz. Tampoco Canales y Castro molestaban o quitaban a los defensas. No se producía el trabajo total de equipo, base de los éxitos universitarios.

El gol de Vasco se veía venir, pese al buen trabajo defensivo de Osvaldo, Marcos González y José Rojas. Llegó, pero un poco de fortuna, un disparo de Junino, dio en las piernas de Aránguiz y llegó a los pies de Bernardo, que estaba sólo... y gol.

Sampaoli mostró de nuevo su perfil de estratega. Excluyó de inmediato a Lorenzetti, muy flojo y lo cambió por Rodríguez para apoyar el mediocampo y dar más rapidez al ataque.

Cambió el cariz del encuentro. La “U” empezó a dominar y el arquero de Vasco detuvo sendos disparos de Aránguiz y Mena, mientras la defensa, trataba con dureza a los atacantes de la “U”.

En el segundo tiempo, los azules (anoche de blanco) dominaban, por su mejor condición física y habilidad, el empate tenía que llegar, pero no había apoyo a Eduardo Vargas, su mejor figura.

Además hubo muchos pases equivocados. Otro cambio de Sampaoli. Marino, con buen manejo del balón, por Mena. Quedaban 11 minutos de juego y vino el ansiado empate. Un tiro libre, ejecutado por Díaz. Fueron seis hombres de la “U”” al cabezazo y Osvaldo González, defensa, sorprendió a todos y consiguió la conquista y la merecida igualdad.

Acevedo por Castro, de flojo desempeño, afirmó más la defensa de la “U”, que no permitió ser superada por los atacantes de Vasco. Pudo y debió venir el segundo gol. Faltó tranquilidad y los locales se defendieron con todo.

La opción de pasar a la final de la Sudamericana sigue abierta a favor de la “U”. Se apoya en el gol de visita y su mejor condición física. Los brasileños al final ,caminaban  y la “U” corría.

Un mejor trabajo para descolgar a Eduardo Vargas y el mejoramiento de Canales, Lorenzetti y Castro, con el aporte de 25 mil hinchas en el más pequeño Santa Laura, abren la esperanza para el próximo miércoles 30...

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas