La máquina que pasó sobre Palestino

Si bien la historia y el conflicto competen a dos pueblos del medio oriente, la solución al entuerto fue la “típicamente chilena”, como diría Coco Legrand luego de tomar unos litrajos de vino gatuno, se trata de la consabida “pasada de máquina o aplanadora”.

Es esa maniobra tan larrainiana, un recurso muy simpaticón que surge cuando el poderoso se cansa y empieza a llamar por teléfono.Sirve para quitar un auspicio, evitar la exhibición de un documental incómodo, hasta aprobar rapidito una ley en el Senado para privatizar el mar de la Undécima región,antes de las vacacionesen Caburga.

A los muchachos del Club Palestino de la primera A se les ocurrió poner un mapa histórico de su país y ardió Troya en segundos por los medios oligo-polizados.

Finalmente la ANFP multó al club por utilizar la imagen del mapa en todos los números“uno”, un dibujo que deseaba recordar a sus connacionales, desde la parte trasera de una camiseta, una Palestina perdida para siempre.

Según el Tribunal de Disciplina el club fue sancionado con treinta Unidades de Fomento, disgregadas en diez UF por cada una de las tres primeras fechas del Torneo de Clausura, por no usar un número reglamentario, ¿será sólo por éso?

Si bien dicha tipografía histórica ya se había usado años antes en la casaquilla del arquero de Palestino, hoy no hablamos de lo mismo parece y por razones desconocidas/conocidas, habrá que reestablecer el guarismo común en la divisa.

Curioso, porque Deportivo Palestino y sus símbolos existen en Chile desde 1920, 28 años antes de la “implantación” en Palestina del Estado de Israel. ¿Deberán cambiar los colores del uniforme, que son de la bandera también?

Para lograr la sanción de la ANFP se usó a una institución que pertenece a todos los chillanejos, pues la comunidad judía en Chile articuló a través del presidente de Ñublense, (sí de Ñublense) Patrick Kiblisky, el reclamo de oficio hecho por el propio tribunal futbolero.

Cuento corto, el plantel de Palestino sólo alcanzó a usar su mapa histórico en la camiseta durante los partidos ante Everton, Universidad de Chile y Santiago Wanderers por el Torneo de Clausura.Dicho en buen chileno, “le pasaron la máquina”.

Se argumenta que según la FIFA no se puede hacer proselitismo político en el fútbol, sin embargo no corresponde meter en el mismo saco al club Punta Peuco Unido que desearía usar el logo del Ku Klux Klan en sus camisetas, con una divisa que apela a una identidad nacional reconocida por la UN.

La URSS toda la vida usó en su camiseta la hoz y el martillo, hoy exhibe los emblemas del Zar y en Mozambique el escudo de la selección incluye una metralleta AK -47 que hace mundialmente reconocible a su bandera, o ¿alguien le ha dicho algo a la Unión Española por el uso de un águila franquista en la insignia de su camiseta?

La comunidad judía en Chile reaccionó aseverando, por Twitter, que los dirigentes irresponsables del club palestino se habrían dado un“gustito” para agraviar a toda la comunidad hebrea, algo que no tendría precedente, hubo incluso algunos que pidieron la desafiliación del equipo avecindado en La Cisterna.

Se argumentó que la camiseta importaba el conflicto a nuestra isla de paz, ajena a toda intervención foránea, sin embargo la comunidad israelí envía constantemente a jóvenes chilenos-judíos a hacer el servicio militar a los territorios denominados eufemísticamente “en disputa” y no ocupados.

¿Quién tiene la razón?, ¿Estamos mal comprando un problema a esta tierra paradisiaca, donde un Massú se casa con una Fried y fabrican un Nicolás campeón olímpico en tenis?

¿A este vergel generoso, donde un violento pueblo mapuche entregó feliz sus tierras como agradecimiento por ser “pacificados”?

No pos hom, tiene toda la razón la ANFP no se puede contaminar el deporte con las malas prácticas de la vieja política, de las mismas cúpulas que fracasaron durante la Unidad Popular, incentivando el odio y sólo el odio.

¿Habrá que retirar los símbolos de la camiseta de la Universidad Católica porque ofenden a las víctimas de las cruzadas?, ¿cambiar nuestra constitución pinochetera, cuyo origen ideológico nazi indiscutible debe ofender a la comunidad judía atormentada por el holocausto nazi?

¿Y qué haremos o diremos como humilde país, tan súper reconciliado, sobre los asentamientos ilegales y del muro de segregación en Palestina? ¿Es Cuba una democracia? ¿Es Chile una democracia? ¿”El espasmo se disipa, el dolor desaparece, la movilidad retorna”?

Hace muchos años Francia cometió el “error” de emitir un sello postal en el cual la Isla de Pascua figuraba como uno de sus territorios polinésicos. Un desconocido Chile reclamó y el entuerto se arregló como dos Estados que viven en igualdad jurídica internacional, ¿el pueblo palestino merece los beneficios de tener un Estado?

En un curso de ética pública me dijeron que no se puede pasar por esta vida sin tener o defender una bandera personal, pero fiel al estilo de Alienígenas Ancestrales, dejo acá más preguntas incómodas que respuestas, porque ustedes ya saben, que todo, pero todo, (¡pero todo!) este tema se puede entender bajo la teoría de los antiguos astronautas, ¿o no Giorgio?

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas