Aysén espera urgente diálogo y soluciones efectivas

Tal como el año 2011 comenzó con masivas movilizaciones en Magallanes, este año se abre con intensas protestas en la Región de Aysén. Las motivaciones son muy similares, el abandono y la falta de políticas públicas para las regiones extremas del país.

Las organizaciones sociales, los municipios, la Iglesia, piden a las autoridades solucionar los graves problemas que vive una de las zonas más alejadas y desprotegidas de Chile. El Movimiento Social por Aysén, pretende generar un cambio en el desarrollo regional, que hasta ahora se ha enfocado esencialmente en beneficio de intereses foráneos a quienes viven en el territorio patagónico.

Es así que entre las demandas más sentidas por la población de Aysén, se encuentran temas tan específicos como, la solución al alto costo de los combustibles (petróleo, bencina, parafina, gas, leña), una salud de calidad (infraestructura, especialistas, recursos tecnológicos adecuados), equidad laboral (sueldo mínimo regionalizado, nivelación de zona, estabilidad para los funcionarios públicos), la creación de una Universidad pública regional de alta calidad y formación académica nacida de los intereses y necesidades de los ayseninos.

Completan ese repertorio, el subsidio al transporte, participación ciudadana vinculante, programa de desarrollo del pequeño y mediano agricultor, un programa de viviendas acorde con la realidad regional, administración regionalizada de los recursos, empoderamiento de la pesca artesanal y subsidio a la canasta básica.

Todas estas peticiones son perfectamente solucionables por el Ejecutivo si existiera una verdadera voluntad política para ello, sin recurrir a la represión como respuesta, pero desgraciadamente vemos cómo el tema, desde el Gobierno se centra en descalificar la movilización social, haciendo hincapié en los desordenes aislados originados en las protestas, y no en generar mecanismos efectivos para dar soluciones reales a estas demandas.

Tal como lo manifiesta el Obispo de Aysén, Monseñor Luis Infanti, “el Movimiento Social de la región de Aysén apunta en esencia contra el modelo privatizador que lo devora todo en Chile…Es un movimiento ciudadano que clama justicia contra un Estado excluyente, no contra un gobierno en particular, sino contra un modelo que ha derivado en la acumulación del descontento y la indignación durante años…urge en la aislada región patagónica contar con autoridades con capacidad resolutiva”.

Descalificar un movimiento social de la envergadura del que vive toda una Región, enjuiciándolo como “político”, más que una insensatez, es una irresponsabilidad, es comprobar una vez más, que el Gobierno no sintoniza con las demandas sociales y populares.

El movimiento social de Aysen, ha adoptado un lema muy significativo: “Aysen, Tu Problema es Mi Problema”. Recogiendo esa afirmación, manifestamos el más amplio reconocimiento a toda su gente: trabajadores, estudiantes, mujeres, jóvenes, campesinos, pescadores, porque con su capacidad de unir a los más diversos actores sociales, están construyendo ciudadanía y con ello, aportando decisivamente a valorar la participación social y la democracia.

Desde el Parlamento, nos comprometemos ha hacer todos los esfuerzos que estén a nuestro alcance para aportar a la búsqueda acuerdos y soluciones, pero teniendo en cuenta que la iniciativa fundamental en este ámbito la tiene el Ejecutivo.

Por ello, esperamos por el bien de la Región y del país, que las autoridades gubernamentales terminen con la represión como respuesta y se decidan a dialogar y a buscar en conjunto con el movimiento social, los mecanismos adecuados y un calendario seguro y transparente, que permita lograr las soluciones a tantas demandas justas de la población de Aysén.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas